22/05/2010

El mundo

El torero cornado está fuera de peligro

Había sido muy grave en el cuello, saliéndole el cuerno por la boca. Aún permanece en terapia intensiva. Larga recuperación. Video.

El torero Julio Aparicio, herido "muy grave" este sábado en la plaza de Las Ventas con una cornada en el cuello, fue operado por segunda vez durante casi seis horas, una intervención en la que, según los médicos, "todo salió bien", informó el sitio Telecinco.

Está "consciente y manteniendo las constantes vitales", indica el parte médico que facilitaron los doctores del Hospital Doce de Octubre, en el que está ingresado.
 
El matador, quien se encuentra en terapia intensiva, fue operado de una herida "con entrada en región cervical anterior y penetración en cavidad oral" que produjo "fractura en maxilar superior".

La cornada que sufrió Aparicio a la altura del cuello le atravesó hasta asomarle el cuerno por la boca, y le afectó la lengua, el paladar y el maxilar superior, "en una zona muy delicada, rompiéndole muchas 'piezas' muy pequeñas, en cuya reconstrucción trabajaron los médicos las seis horas que duró la segunda operación", dijo su mozo de espadas, Francisco José García "El Niño de Las Ventas".

"Lo único, la recuperación, que será muy lenta, como ya nos avanzó el doctor Máximo García Padrós, que le había intervenido en primera instancia en la enfermería de la misma plaza de Las Ventas. Todo va ser cuestión de paciencia", insistió el mozo de espadas.



Recomienda esta nota: