04/07/2010

El mundo

Un niño camina por la libertad de su padre, secuestrado por las FARC

Johan Stiven Martínez es un menor colombiano de 12 años de edad que marchará 70 kilómetros por la liberación de su progenitor.

Johan Stiven Martínez, un niño colombiano de doce años de edad, inició este viernes una marcha de 70 kilómetros por la libertad de su padre, el sargento del Ejército Jose Libio Martínez, el rehén más antiguo de la guerrilla de las FARC. 

Johan ya caminó unos 100 kilómetros en la última semana de mayo de 2009 con el mismo fin: reclamar la libertad de su padre en poder de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), desde diciembre de 1997. El menor, acompañado de unas 80 personas, partió en peregrinación desde Pasto, capital del departamento de Nariño (suroeste) hacia el municipio de Ancuya, que celebra por estos días sus fiestas patronales.
 
La marcha, que está acompañada por la policía y otras autoridades, según dispuso la Gobernación de Nariño, tocará territorio de los municipios de Nariño, La Florida y Sandoná, antes de llegar a Ancuya. Uno de los acompañantes del pequeño Martínez es el profesor de sociales Gustavo Moncayo, "el caminante de la paz" y quien en marzo de este año, con la liberación de su hijo el cabo Pablo Emilio Moncayo, vio coronado su reclamo de años y de kilómetros de travesías a pie.
 
El cabo Moncayo era compañero del ahora sargento Martínez cuando fueron tomados rehenes por las FARC tras un asalto a una base de comunicaciones en una montaña andina y ambos compartieron años de cautiverio. También marcharan por la libertad de Martínez la madre de Johan Stiven, Claudia, quien estaba embarazada de pocos meses cuando el militar fue secuestrado.
 
Las FARC mantienen secuestrados a 19 uniformados del Ejército y la Policía a los que considera canjeables por unos 500 de sus guerrilleros presos en Colombia y en Estados Unidos. 


Recomienda esta nota: