22/04/2011

El mundo

Uruguay debate la legalización de la marihuana, el aborto y el matrimonio gay

El debate legislativo comenzará en Mayo, pero podrían ser sancionadas próximamente porque cuentan con el aval de la mayoría de los diputados y senadores.

El Parlamento uruguayo iniciará en mayo el análisis de tres proyectos de ley que dividen aguas y que, de aprobarse, marcarán profundos cambios en una sociedad tradicionalmente reacia a los cambios bruscos. La despenalización del aborto, la legalización del matrimonio entre personas del mismo sexo y la habilitación del cultivo y tenencia de marihuana para consumo personal darán lugar a grandes debates, pero parecen tener asegurada la mayoría legislativa para ingresar este mismo año a formar parte de la normativa jurídica del país vecino. 
 
El proyecto de legalización del aborto se originó en los bloques de senadores y diputados del gobernante Frente Amplio (FA), que tiene mayoría propia en ambas ramas legislativas. Para las otras dos iniciativas, el oficialismo contará con el apoyo puntual de legisladores de los tres partidos opositores con representación parlamentaria, el Blanco, el Colorado y el Independiente. En el caso de la habilitación del cultivo familiar de cannabis, los opositores incluso tuvieron participación en la redacción del proyecto que será debatido en las próximas semanas.
 
La despenalización del aborto ingresará al Congreso a través del Senado. En la Legislatura anterior (año 2008), ambas ramas legislativas habían aprobado un proyecto similar al actual, pero la ley fue vetada por el entonces presidente Tabaré Vázquez, que adujo para ello razones médicas y de conciencia, desatando una tormenta dentro de la coalición gobernante, al extremo de llevar a Vázquez a desafiliarse del Partido Socialista, uno de los impulsores, entonces y hoy, de la iniciativa. Con este proyecto el aborto será legal dentro de las primeras 12 semanas de embarazo y no se exigirá a la mujer que justifique su decisión. Su sola voluntad bastará para que una sociedad prepaga o un hospital público deban cumplir con su pedido. 
 
El proyecto sobre la marihuana –que lleva la firma de un diputado del FA, un colorado y un independiente– comenzará a discutirse la próxima semana. Los blancos apoyan otra propuesta.
 
De todas formas, la mayoría absoluta que tiene el FA hará que se apruebe su proyecto. Esta iniciativa establece que en cada hogar se podrá tener hasta ocho plantas de cannabis para consumo propio y que en la vía pública cada persona podrá portar hasta 25 gramos de la droga. 

Una vez que se apruebe el proyecto sobre la marihuana, llegará al recinto la iniciativa sobre el matrimonio igualitario. El objetivo es equiparar el matrimonio entre personas del mismo sexo al matrimonio heterosexual, único reconocido hasta ahora, pese que en 2008 Uruguay legalizó la unión concubinaria. De prosperar, como se espera, la ley habilitará el casamiento entre gays, lesbianas y transexuales, lo que convertirá a Uruguay en el segundo país de América Latina, después de la Argentina, en consagrar este derecho. (Tiempo Argentino)



Recomienda esta nota: