22/04/2011

El mundo

Muerte y represión en Siria

Suman 75 las victimas fatales tras los enfrentamientos entre manifestantes y las fuerzas policiales. Video.

Siria vive su día más sangriento en donde los enfrentamientos dejaron al menos 75 manifestantes muertos en la jornada de este viernes en distintas zonas del país por la represión policíaca y de agentes de civil durante manifestaciones políticas, informó el abogado y activista de derechos humanos Haizam Maleh.

"Las manifestaciones se han extendido a la mayoría de las ciudades y las aldeas de Siria", explicó Maleh, una de los activistas de derechos humanos más importantes del país, quien pasó nueve años en las cárceles sirias, destacó efe.

En medio de reportes múltiples y contradictorios entre sí, habría más de 30 muertos tras la represión contra los manifestantes en Siria, en medio de las protestas antigubernamentales -las mayores en su historia- en las que miles de personas salieron a la calle para demandar mayores libertades al gobierno de Bashar al Assad.
 
Tras los rezos del viernes en Siria, miles de manifestantes salieron a las calles para demandar la salida del poder del presidente Bashar al Assad, después de que éste levantara el estado de excepción.
 
Las protestas comenzaron el pasado 15 marzo en Daraa, donde tuvieron lugar los incidentes más violentos. En otras ciudades del país las fuerzas de seguridad hirieron también a numerosas personas cuando intentaban dispersar las protestas con gases lacrimógenos y con munición real.
 
Sin embargo, el diputado del Parlamento sirio Jaled Aboud dijo a Al Jazeera que se trata de "una conspiración contra Siria" y que "en torno a un 90 por ciento de los sirios" no cree las informaciones de ese canal de noticias radicado en Qatar.
 
A su vez, los manifestantes instaron a retirar toda imagen y estatuas que encuentren a su paso de Al Assad y su padre en el país. Pidieron por otro lado a los manifestantes que documenten sus pasos "con imágenes y videos que tengan un nivel apropiado de nitidez".
 
Las manifestaciones tuvieron lugar un día después de que Al Assad decidiera finalmente levantar el estado de excepción, en vigor desde 1963 y que le permitía prohibir manifestaciones no autorizadas. Además, otorgaba al gobierno poderes adicionales para hostigar y perseguir a disidentes.
 
También fue abolido el Tribunal de Seguridad de Estado y se levantó la prohibición a las protestas siempre y cuando estén aprobadas por el Ministerio del Interior. Sin embargo, las manifestaciones de hoy no cuentan con la autorización requerida, cuyo trámite lleva varios días.
 
 
Vea imágenes del caos en Siria.
 
 
 
 
 


Recomienda esta nota: