23/04/2011

El mundo

Francia quiere suspender la libre circulación en Europa

La medida busca frenar la inmigración proveniente de Libia. La nación europea aplica políticas cada vez mas nacionalistas.

Francia estudia suspender provisionalmente el acuerdo de Schengen, que permite la libre circulación de personas en Europa, ante la llegada de inmigrantes procedentes de Túnez y Libia vía Italia, informaron este viernes fuentes de la presidencia francesa.

"La gobernabilidad de Schengen es deficiente, lo que hace falta es reflexionar sobre un mecanismo que permita intervenir cuando haya un fallo del sistema en una frontera exterior (de la Unión Europea), que prevea una suspensión temporal hasta que el fallo sea solucionado", aseguró el Elíseo, sede de la presidencia francesa.

Una fuente presidencial precisó que el origen del fallo está en el hecho que "cada país vigila su frontera exterior, pero se puede pasar de un país al otro en el interior del espacio Schengen".

Para mejorar el sistema Schengen, el presidente francés Nicolas Sarkozy propone "reforzar FRONTEX" (Agencia Europea de Vigilancia de Fronteras) o crear "un mecanismo de cláusula de salvaguarda" que permita que cuando una frontera no funcione "se refuerce" o "se restablezcan de manera puntual controles en las fronteras".

El pasado domingo, París provocó la cólera de Italia al suspender la circulación ferroviaria entre los dos países para evitar la entrada en su territorio de inmigrantes tunecinos a los que las autoridades italianas les concedió un permiso de residencia por seis meses con el que pueden viajar a Francia y al resto de Europa para ver a "amigos y familiares".

Desde enero, en plena revolución contra el régimen de Túnez, más de 20.000 tunecinos llegaron a la isla italiana de Lampedusa.

 
 



Recomienda esta nota: