24/04/2011

El mundo

Para el Papa Juan Pablo II, Fidel Castro fue su mejor anfitrión

El difunto Papa le habría dicho al Cardenal Bertone que “Fidel fue probablemente el jefe de Estado que mejor se preparó para recibirlo”.

Fidel Castro no solo sorprendió al mundo cuando recibió al Papa Juan Pablo II en enero de 1998, sino que también ahora sorprende la difusión de una confesión íntima del difunto Papa, que dijo que Fidel fue el Mandatario que mejor lo recibió y que incluso fue el que más había leído sus encíclicas y escritos.

El ex presidente de Cuba Fidel Castro fue probablemente el jefe de Estado que "mejor se preparó" para recibir al papa Juan Pablo II, según le dijo el fallecido pontífice al actual Secretario de Estado del Vaticano, el cardenal Tarcisio Bertone.

"Juan Pablo II me confesó que probablemente ningún jefe de Estado se había preparado para su visita tan concienzudamente. (Castro) se había leído las encíclicas y los principales discursos e incluso alguna poesía", afirmó Bertone en referencia a la visita del Papa a Cuba en enero de 1998.

El cardenal lo adelantó así en un artículo publicado en el diario vaticano L'Osservatore Romano que recoge algunos extractos del libro "Un corazón grande. Homenaje a Juan Pablo II".

Editado por la Librería Vaticana, el libro saldrá a la venta próximamente y es un homenaje de la Santa Sede al papa Wojtyla con motivo de su beatificación, el próximo 1 de mayo.

La beatificación de Juan Pablo II se realizará en un plazo excepcionalmente corto en la historia moderna. La Iglesia católica atribuye esta celeridad a una necesidad de reconocer un reclamo que había de parte de sus fieles desde la muerte de Juan Pablo II en 2005.

 

"Muy positiva"

Juan Pablo II, según Bertone, tuvo una impresión "muy positiva" de esa visita histórica, en la que recorrió la isla y se entrevistó con Fidel Castro, "sobre todo por el entusiasmo del pueblo que conoció una especie de respiro de liberación gracias a la visita".

"Fidel Castro mostró afecto por el Papa, que ya estaba enfermo, y Juan Pablo II me confió que posiblemente ningún jefe de Estado se había preparado tan a fondo para una visita de un Pontífice", recuerda Bertone en su libro.

En su visita, Juan Pablo II criticó el embargo económico impuesto por Estados Unidos a la isla, aunque también fue crítico con el sistema cubano.

 

 



Recomienda esta nota: