29/05/2011

El mundo

Estados Unidos da un nuevo paso contra las libertades individuales

Obama firmó la prorroga de la llamada Ley Patriota. La norma permite investigar registros e intervenir llamadas telefónicas aleatorias a la caza de supuestos terroristas.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, prorrogó por otros cuatro años los poderes de la llamada Ley Patriota (USA Patriot Act), que permite espiar a ciudadanos en busca de presuntos terroristas.

La medida, nacida luego de los ataques del 11 de septiembre de 2001 contra las torres gemelas, en Nueva York, fue ratificada por el Congreso, luego que Obama, de gira por Europa, diera su consentimiento.

Dicha legislación permite investigar registros e intervenir llamadas telefónicas aleatorias a la caza de supuestos terroristas.
 
Sin embargo, tuvo resistencia entre algunos legisladores, que intentaron atenuar su efecto por considerar que constituye una violación de las garantías individuales de los individuos.
 
Después de ser sancionado ayer en la tarde por 250-153 votos en la Cámara de Representantes, el proyecto de ley fue enviado a Obama para que lo rubricara antes de que expiraran estas disposiciones en la medianoche del jueves.
 
A principios de este año, la inesperada oposición de un bloque de republicanos de la Cámara baja puso en riesgo una extensión a corto plazo de la medida, también rechazada por congresistas demócratas.
 
Uno de los más fuertes litigantes de la ordenanza es el senador republicano de Kentucky Ron Paul, quien la califica como una "extralimitación inconstitucional por el gobierno federal en los asuntos privados", según publica el diario Los Angeles Times.
 
El Capitolio llegó a la fecha límite a causa, precisamente, de la negativa de Paul, pues retuvo el voto final durante varios días mientras exigía una oportunidad para cambiar el proyecto de ley.
 
No obstante, la caducidad momentánea de la medida en nada interrumpe las presuntas acciones antiterroristas en curso, pero sí impediría que el gobierno obtuviera órdenes judiciales para nuevas investigaciones.
 
La nueva luz verde a la Ley Patriota dará vida legal a este espionaje hasta el 2015.
 
 
 



Recomienda esta nota: