30/05/2011

El mundo

Elecciones en Perú: Humala y Fujimori se sacan chispas en un debate televisado

Unos 11.500 opinantes (59%) se mostraron más conformes con la presentación de la candidata derechista, en tanto 7.800 (41%) se inclinaron por el aspirante de centroizquierda.

Los candidatos presidenciales peruanos Keiko Fujimori y Ollanta Humala expusieron el domingo a la noche, en medio de ataques mutuos, sus planes de gobierno en un debate por televisión, a una semana del balotaje.

Fujimori y Humala -ganador de la primera vuelta de la elección presidencial- debatieron en el lujoso hotel Marriott sobre la lucha contra la pobreza, seguridad y narcotráfico, la institucionalidad democrática, y economía e inclusión social, reseñaron Ansa, DPA y medios locales.

El diario limeño El Comercio propuso una encuesta online para que los peruanos opinaran quién de los dos candidatos había expuesto mejor sus propuestas a lo largo del debate, y la consulta a las ocho del lunes mostraba una diferencia a favor de Fujimori.

Unos 11.500 opinantes (59 por ciento) se mostraron más conformes con la presentación de la candidata derechista, en tanto 7.800 (41 por ciento) se inclinaron por el aspirante de centroizquierda.

Humala, el primero en intervenir, dijo que, si llega al poder, su eventual gobierno aplicará el "Programa pensión 65", para otorgar 250 nuevos soles (unos 95 dólares) a adultos mayores sin ingresos, ampliará el presupuesto del programa de ayuda social Juntos y construirá un hospital en todas las regiones del país, para atender a los más necesitados.

"Queremos que el crecimiento económico sea para todos, todas", declaró Humala, candidato de la alianza nacionalista Gana Perú.

Por su parte, Fujimori, congresista y candidata del conservador partido Fuerza 2011, destacó su intención de repotenciar los wawawasis (casas para niños), mejorar los servicios de educación y aumentar la inversión en escuelas y en su implementación tecnológica, además de mantener el programa económico.

Además, anunció que de llegar al gobierno, aplicará el bono de protección alimentaria, el cual le brindará 125 soles mensuales (46 dólares) a las familias de pobreza extrema (unas tres millones de personas).

Fujimori le espetó a su rival: "No permitiré que los terroristas sean llamados grupos beligerantes como usted los llama. Con (el ex presidente Alejandro) Toledo, su hoy aliado, hemos retrocedido mucho en la lucha contra el narcotráfico".

Humala cuestionó la inclusión del congresista Alejandro Aguinaga en el equipo técnico de Keiko, tras recordar que aquél fue el encargado del programa de planificación familiar durante el gobierno de Alberto Fujimori (1990-2000), denunciado en más de 300.000 casos de esterilizaciones forzadas.

Como respuesta, Fujimori dijo que Aguinaga, ex ministro de Salud durante el gobierno de su padre, "fue investigado" y que "no se le encontró ninguna responsabilidad" por las denuncias mencionadas.

En otro momento, Fujimori acusó a Humala de dos intentonas golpistas, una de ellas liderada en 2005 por su hermano Antauro, mayor del Ejército en retiro, hoy en la cárcel.

Fujimori también acusó a Humala de estar procesado por sobornos en un proceso sobre un caso de violaciones a los derechos humanos, cuando él comandaba un destacamento militar en el oriente peruano.

Este fue el único debate que compartieron los candidatos más votados en la primera vuelta, celebrada el 10 de abril pasado, y que el próximo domingo se disputarán el apoyo mayoritario de los 19 millones de ciudadanos habilitados para votar.

El debate fue transmitido en directo por TV Perú, el canal estatal de televisión y la cadena estadounidense CNN.

Las últimas encuestas, difundidas el domingo, otorgan una ventaja para Fujimori demasiado escueta como para tener alguna certeza sobre el resultado final de la elección, opinan los especialistas.

Un sondeo de la firma Ipsos-Apoyo atribuyó 41 por ciento a Fujimori y 39 por ciento a Humala, con 12 por ciento de ciudadanos dispuestos a votar en blanco o anular el sufragio y ocho por ciento de indecisos. También registró 39 por ciento que nunca votaría por Fujimori y 40 por ciento que jamás lo haría por Humala.

A la vez, una simulación de voto de la misma encuestadora arrojó una diferencia incluso más estrecha, con 43,5 por ciento de adhesiones para Fujimori, 42,6 por ciento para Humala y 13,9 por ciento de votos blancos o nulos, según reportó la agencia noticiosa DPA.

En tanto, en la simulación de voto realizada por la empresa Imasen fue Humala el que registró un leve predominio, con 43,8 por ciento contra 42,5 de Fujimori y 13,7 por ciento de sufragios inválidos, pero también en situación de paridad técnica, ya que la diferencia entre ambos es inferior al margen de error del trabajo.

En cambio, Fujimori conservó en el sondeo de la firma CPI la ventaja que había mostrado en casi todas las encuestas de las últimas dos semanas, con 44,6 por ciento contra 41,5 por ciento de Humala y 13,9 por ciento de votos inválidos.

Las del domingo son las últimas encuestas que podrán divulgarse dentro de Perú, donde a la medianoche comenzó a regir la veda para la difusión de sondeos, aunque es probable que, como ocurrió para la primera vuelta del 10 de abril, las empresas realicen nuevas investigaciones durante la semana y las difundan a través de la prensa extranjera. (Télam)

 


 




Recomienda esta nota: