17/06/2011

El mundo

Un hurón le come siete dedos a un bebé

La mascota ya lo había atacado dos veces. A sus padres no les importó.

Ryan (33) y Carrie (25) Waldo, una pareja de Missouri, no tuvo mejor idea que regalarle a sus hijos una mascota que, suponían, era indefensa. Pero al parecer el Santa Claus de esa Navidad trajo una mascota que acabaría con la paz de la familia ya que el hurón terminó por comerle siete dedos al bebé de 4 meses de edad.

 “Nos dimos cuenta cuando nos despertamos a raíz de los gritos del nene”, dijo uno de los padres a la fiscalía regional. Según relataron ellos mismos, el hurón nunca había mordido a nadie, aunque los inspectores determinaron que el chiquito ya había sido atacado en dos oportunidades.
 
Antes del incidente, los propios fiscales ya le habían propuesto a la pareja que se pongan en contacto con un grupo de rescate de hurones, debido a la tendencia del animal a morder.
 
Sin embargo, la familia decidió mantener al animal en el hogar, de acuerdo con un mensaje de texto enviado por la madre del niño hacia el grupo de rescate de hurones.
 
Con base en los registros de teléfono celular, los investigadores creen que los padres podrían haber salido de la casa, dejando a los niños solos mientras que se produjo el ataque.
 
Fueron puestos en libertad bajo fianza, pero con la orden de permanecer lejos de sus hijos,  quienes permanecen en custodia de sus abuelos.
 
 
 
 


Recomienda esta nota: