18/06/2011

El mundo

Condenan a morir lapidado a un perro por ser "reencarnación de un abogado"

Según jueces israelíes, el alma de un letrado que hace más de 20 años los maldijo se habría quedado en un can callejero. No es broma.

Un perro callejero fue condenado en Israel a morir lapidado. ¿La razón? El can sería la reencarnación de un abogado que los maldijo hace más de 20 años, según un juzgado rabínico ultra ortodoxo que cree en la transmigración de almas.

La terrible (y absurda) decisión fue tomada luego que el perro de gran tamaño ingresara de repente a dicho tribunal causando el pavor entre los jueces. A pesar del intento de los presentes por sacarlo del lugar, este permaneció allí ladrando.

Fue entonces que uno de los magistrados presentes recordó que hace unos 20 años, un célebre abogado laico ya fallecido echó una “maldición divina” en dicho juzgado para que él se reencarnara en un perro, considerado “impuro” por la compilación de estrictas leyes judías Halajá. De esta forma, estos declararon que el espíritu del abogado había renacido en el cuerpo del can.
 
Poco después de ocurrido el hecho, el juez lo condenó a la lapidación. Sin embargo, para su buena suerte, el perro logró escapar de un grupo de niños del barrio, a quienes se les encargó ejecutar la sentencia, informó el medio “Ynet”.
 
De otro lado, una asociación israelí que defiende a los animales salió a resguardar al animal y presentó una demanda contra el jefe de la corte.
 
 
 
 


Recomienda esta nota: