19/06/2011

El mundo

Militares recuperan otra favela en Río

Cientos de policías y militares fuertemente armados tomaron el control de la 'favela' de Mangueira, cerca del estadio Maracaná. En el asentamiento conviven unas 20 mil personas.

Unos 800 agentes de la Policía brasileña ocuparon este domingo la favela de Mangueira, una de las más populosas de Río de Janeiro, en un intento por desalojar a los traficantes que la dominaron durante décadas
 
Las autoridades habían adelantado cuándo se llevaría a cabo la ocupación, lo que permitió la fuga de los delincuentes y también que las fuerzas de seguridad entraran al barrio sin encontrar ningún tipo de resistencia, según dijeron fuentes oficiales.
 
La operación contó con el apoyo de seis blindados de la Marina y cinco helicópteros y se enmarca en los planes del Gobierno de llevar seguridad a las zonas más pobres de la ciudad, que durante décadas estuvieron abandonadas por el Estado y se convirtieron en refugio de todo tipo de delincuentes.
 
En la barriada se instalará una Unidad de Policía Pacificadora (UPP), como se conoce a unas instalaciones en las que trabajarán agentes de seguridad y sociales de forma permanente.
 
En la favela de Mangueira, que es cuna de una de las más famosas escuelas de samba cariocas, viven alrededor de 20 mil personas.
 
En parte, las autoridades cariocas decidieron acelerar los planes de ocupación de las favelas por los dos grandes eventos deportivos, el Mundial de fútbol de 2014 y de los Juegos Olímpicos de Río 2016, que obligarán a reforzar la seguridad en toda la ciudad.
 



Recomienda esta nota: