20/06/2011

El mundo

El presidente sirio, Al Asad, confirma que habrá elecciones en agosto

El mandatario convocó a un dialogo nacional y se quejó “de un pequeño grupo de saboteadores” que agita a las masas para que protesten pidiendo cambios.

El presidente sirio, Bachar al Asad, destacó el lunes la importancia de un diálogo nacional para salir de la crisis en Siria y seguir con las reformas, aunque se quejó de "un pequeño grupo de saboteadores" que explota las demandas de cambio.

En un discurso en la Universidad de Damasco, el tercero desde el inicio de las protestas políticas a mediados del pasado mes de marzo, el mandatario denunció que "cuanta más destrucción ocurre, más lejos está Siria del desarrollo y las reformas".

"El proceso de reformas es para nosotros una convicción", señaló Al Asad, que insistió en que "se ha retrasado pero no detenido".

Entre estos cambios impulsados por el régimen se encuentran el levantamiento del Estado Emergencia, vigente desde 1963, y los proyectos de ley electoral y de partidos políticos.

El mandatario dijo que estas reformas van a crear "una nueva realidad (política) en Siria a través de la ampliación de la participación popular en la dirección del Estado".

Todos estos cambios serán tratados en el diálogo nacional, que, según Al Asad, "no tiene que estar limitado sólo a la política, sino ser un diálogo de todo el pueblo sobre todos los asuntos".

"El diálogo nacional es el título de la próxima etapa, un proceso muy importante porque el futuro de Siria depende de él", subrayó el jefe de Estado.

Aun así, el presidente consideró que "cada propuesta de reforma ha sido contestada con el caos", organizado por hombres armados que han atacado tanto a "las marchas pacíficas como a la Policía".

En este sentido, acusó a "un pequeño grupo de saboteadores" de explotar las demandas legítimas de reforma y causar un gran daño al país.

Por otro lado, Al Asad recordó que las elecciones parlamentarias están previstas para agosto y que "si no se posponen" ese mes habrá un nuevo Parlamento, que podrá empezar a enmendar la Constitución o redactar una nueva.

"Estoy muy seguro de que conseguiremos acabar todas estas nuevas legislaciones antes de finales de año", dijo Al Asad ante un público que aplaudía con frecuencia sus palabras. (EFE)

 


 



Recomienda esta nota: