28/06/2011

El mundo

Libia: la OTAN afirma que no disminuirá sus bombardeos para negociar

La misión aliada, programada inicialmente por un periodo de tres meses, ha sido extendida por otros 90 días. Matan civiles indiscriminadamente.

La OTAN aseguró el martes que mantendrá el ritmo de sus operaciones en Libia hasta lograr que cese la represión y la violencia contra la población civil ejercidas por el régimen de Muamar el Gadafi, al descartar que una reducción de sus ataques pueda facilitar una salida negociada al conflicto.

"No creo que ninguna reducción de los ataques sea positiva o necesaria", respondió el comandante de la misión aliada, el teniente general canadiense Charles Bouchard, a preguntas de los periodistas.

Según Bouchard, la campaña de la OTAN "seguirá su curso hasta que haya terminado la violencia contra la población" y las fuerzas gubernamentales hayan regresado a sus bases y permitan el acceso a la ayuda humanitaria en todo el país.

La Alianza Atlántica considera que no hay "una solución puramente militar" a la situación en Libia, sino que es una combinación de la presión armada que lleva a cabo la OTAN con los esfuerzos políticos y diplomáticos internacionales la que debe poner fin al conflicto.

Así lo recordó el martes la portavoz de la organización, Oana Lunguescu, en una rueda de prensa en la que se repasó la situación de la operación que la Alianza inició el pasado 27 de marzo y que ha consistido en ataques aéreos sobre Libia.

 

 



Recomienda esta nota: