30/12/2011

El mundo

La primera interna republicana inaugura el año electoral en Estados Unidos

La primera cita con las urnas será el martes en Iowa, donde el favorito es el congresista texano Ron Paul.

Estados Unidos ingresará de lleno la semana próxima en un nuevo año electoral con la primera interna para elegir al candidato del conservador Partido Republicano que intentará desbancar al demócrata Barack Obama de la Casa Blanca en los comicios presidenciales de noviembre.

La primera cita con las urnas será el martes en Iowa, donde los precandidatos presidenciales republicanos darán la voz de largada para a una prolongada y costosa interna estado por estado con vistas a las elecciones de noviembre, que llegan signadas por la mayor crisis económica de Estados Unidos en varias décadas.
 
Antes del caucus (asamblea) republicana del 3 de enero en Iowa, los votantes del partido opositor se muestran unidos en su deseo de derrotar a Obama en las presidenciales, aunque también muy divididos sobre a qué candidato apoyar de los varios que compiten por la nominación, según mostraron numerosos sondeos.
 
La elección en el estado del centro oeste del país no suele predecir el eventual nominado, y de hecho sólo tres precandidatos -James Carter, George W. Bush y Obama- terminaron ganando la interna tras imponerse en Iowa desde 1972, año a partir del cual el estado inaugura la temporada de primarias de ambos partidos.
 
Sin embargo, ese caucus sirvió muchas veces para reducir el número de competidores, y no sería extraño el abandono prematuro de la carrera de alguno de los aspirantes en caso de un muy mal desempeño en esta primera prueba en las urnas.
 
A nivel nacional, el ex presidente de la Cámara de Representantes Newt Gingrich ostenta una frágil ventaja en la intención de voto, de acuerdo a un promedio de distintas encuestas realizado por el sitio web especializado RealClearPolitics.com, que rastrea diariamente el constante sube y baja de los candidatos.
 
En Iowa, sin embargo, el favorito es el congresista texano Ron Paul, un aspirante en ascenso pero que sufrió un golpe esta semana al difundirse boletines supuestamente escritos por él décadas atrás llenos de expresiones racistas contra los negros y los judíos y de prejuicios hacia los homosexuales.
 
Disputando el primer puesto a Gingrich en intención de voto total se sitúa Mitt Romney, el ex gobernador de Massachusetts que desde 2010 es visto como el más probables adversario de Obama en noviembre por ser el candidato mejor financiado, mejor organizado y de mejor equipo de campaña, según la prensa nacional.
 
Luego de hacer apariciones muy esporádicas en el estado, Romney realizó esta semana una gira en ómnibus en la que recorrió Iowa durante tres días, pero de hecho su principal foco de atención está en otro estado fundamental, New Hampshire, donde los republicanos celebrarán su interna el 10 de enero.
 
Miembros de su equipo de campaña dijeron esta semana que figurar entre los tres primeros en Iowa será todo lo que el candidato necesita para conservar sus credenciales de favorito cuando la campaña se mude a New Hampshire, donde Romney mantiene una ventaja en los sondeos de hasta 10 puntos respecto de Gingrich.
 
 
 
 



Recomienda esta nota: