15/11/2012

El mundo

El cónsul alemán en Grecia fue agredido

Obermaier sufrió en carne propia la ira del pueblo en Tesalónica, donde más de 250 empleados municipales le arrojaron agua y café al funcionario.

El cónsul alemán, Wolfgang Hoelscher-Obermaier, fue agredido con agua y café cuando celebraba una reunión con autoridades griegas en Tesalónica.

En el edificio donde estaban debatiendo las autoridades, más de 250 empleados municipales irrumpieron para atacar al diplomático en protesta por las medidas de austeridad y los recortes que se dispuso al pueblo griego. 

El cónsul alemán fue alcanzado por el agua y el café lanzados por los manifestantes, que protestaban por los despidos previstos en el nuevo plan de ajustes.

La Policía ha usado porras y gases lacrimógenos para dispersar a los empleados municipales después de que varios irrumpieran en el edificio. Según la Policía, los manifestantes querían detener la reunión cuyo objetivo era suavizar la relación entre Berlín y Atenas.
 
Agentes antidisturbios formaron un cordón en torno a Obermaier, y han logrado repeler a los manifestantes que intentaban agredirle cuando entraba al edificio.


Recomienda esta nota: