17/11/2012

El mundo

Falleció tras sujetarse a un avión a punto de despegar

Un joven español de 25 años murió en Roma. Se sintió mal después de negarse a dejar la baranda de la escalera del avión que estaba por perder.

Un joven español de 25 años falleció en Roma tras intentar subir al avión de Ryanair con destino a la ciudad de Bari (sur de Italia) que creía estar perdiendo. El muchacho se agarró a la barandilla de la escalera del avión y se negó a bajar. Poco después, se sintió mal y se desplomó mientras era atendido. 
 
El jefe de Policía de Fronteras del aeropuerto, Antonio Del Greco, explicó que a las 7.00 horas españolas (6.00 GMT) el joven se saltó el control de embarque y corrió por la pista hacia un avión Ryanair que estaba embarcando a los pasajeros.
 
El hombre, del que sólo se han dado a conocer sus iniciales M.J. L. y que nació en 1987, consiguió llegar a la escalerilla, pero los asistentes de vuelo no le dejaron pasar al explicarle que el avión iba dirigido a Bari y él no tenía la tarjeta de embarque para ese vuelo, ya que su destino era Barcelona.
 
Tras la negativa del personal del avión a dejarle entrar, el chico se agarró a la barandilla de la escalera y se negó a bajar por lo que los asistentes llamaron a la policía del aeropuerto.
 
Según la reconstrucción de Del Greco, la policía consiguió bajarle de la escalerilla, pero «se encontraba muy alterado» y con un comportamiento «violento» por lo que se decidió que acudiese una ambulancia.
 
Los médicos de la ambulancia le dieron un sedante para calmarle y le colocaron en una camilla, pero poco después en la misma pista el joven empezó a perder el sentido y murió a pesar de que intentaron varias veces reanimarle.
 
Se cree que M.J.L. sufrió un infarto aunque tendrá que ser sometido a una autopsia para conocer los motivos de la muerte. El consulado español en Roma se está encargado de informar a la familia y preparando las tareas de repatriación.

 



Recomienda esta nota: