07/09/2013

El mundo

Ya son 10 mil los niños muertos durante el conflicto en Siria

Los datos fueron proporcionados por la Red Siria de Derechos Humanos, con sede en Londres. Continúan los enfrentamientos en el norte de Damasco.

Alrededor de 10.000 niños murieron desde el inicio del conflicto en Siria a causa de los ataques de las Fuerzas Armadas del régimen de Bashar al Assad, según informó este sábado una ONG. Unos 2.300 eran menores de 10 años.

 

Los datos son de la Red Siria de Derechos Humanos, con sede en Londres. Entre los menores de edad muertos, unos 2.300 tenían menos de 10 años. 

 

Según las mismas fuentes, unos 2.252 niños murieron en Aleppo y otros 2.109, en la región de Damasco. "Muchas de las víctimas fueron degolladas en distintas masacres" que se verificaron en numerosas localidades, entre ellas Hwola y Homs. Otros niños perdieron la vida durante "disparos y bombardeos". 

 

Los activistas dijeron que las "fuerzas del régimen torturaron hasta matar a unos 87 niños" encarcelados. En tanto, las fuerzas leales a Assad y los rebeldes opositores siguieron este sábado con los enfrentamientos en la ciudad cristiana de Maalula.

 

Después de un bombardeo inicial de los opositores, que habían logrado penetrar fácilmente a Maalula, protegida por un único punto de control de los partidarios de Assad, los ataques aéreos del régimen sirio habían empujado a los milicianos rebeldes a retirarse fuera de la ciudad. Pero esta mañana se reanudaron combates intensos en el suroeste, noreste y este de Maalula. 

 

El hotel Safir se volvió en las últimas horas el punto neurálgico de los ataques lealitas. La televisión de Damasco afirmó que el gobierno recuperó "el pleno control de Maalula" y que "las casas y los monasterios están ahora al reparo de la destrucción de los terroristas". 

 

El viernes, testigos locales y religiosos de Maalula negaron que los rebeldes hayan atacado lugares de culto, meta todos los años de numerosos fieles cristianos y musulmanes. Por su parte, los rebeldes de Rankus, bastión cercano de milicianos opositores, al sudoeste de Maalula, afirmaron haber capturado a partidarios de Assad. 

 

En ese contexto, el Comité de Coordinación local, de la oposición siria, se declararon a favor de  una intervención estadounidense en ese país, aunque pidieron "protección" para los civiles.  Según los activistas, "la intervención militar se debe realizar para liberarse del régimen de Assad y no para salvar la fachada de la política internacional".




Recomienda esta nota: