21/09/2013

El mundo

Los habitantes de San Francisco podrán elegir cómo gastar el presupuesto

Un proyecto busca que los ciudadanos participen en las asignaciones presupuestarias a través de internet. Video.

Los contribuyentes son, a veces, los más indicados para decidir dónde y cómo gastar el dinero que invierten en el Gobierno, y así lo entendieron las autoridades de San Francisco, que aspiran a que los ciudadanos participen en las asignaciones presupuestarias a través de internet. El proyecto fue impulsado por un grupo de innovación ciudadana, encabezado por Ron Conway con la colaboración del alcalde Ed Lee y el supervisor de la ciudad David Chiu.
 
Mientras se cierran algunos detalles, está previsto que los distintos distritos de San Francisco hagan una primera prueba con la votación de una partida presupuestaria de 100.000 dólares. Los habitantes tendrán que seleccionar opciones de una lista, similar a las boletas electorales. Expertos informáticos trabajarán en que la deliberación sobre los recursos sea en línea, de acuerdo con el portal TechCrunch.
 
Los llamados "presupuestos participativos" se usaron por primera vez en el festival de la ciudad de Porto Alegre, Brasil, en 1989. Lentamente empezaron a expandirse a otras partes del mundo. Mientras que Chicago y Nueva York ya han hecho experimentaciones, no han incorporado la tecnología moderna para el voto electrónico y la deliberación digital, como ya sucede en Brasil. En ese sentido, San Francisco sería pionera en los Estados Unidos.
 
De acuerdo con el experto en participación presupuestaria y ex miembro del equipo de tecnología de la Casa Blanca Hollie Russon Gilman la decisión de San Francisco marcará un hito en el camino hacia la democracia directa en los EEUU.
 
Esto es significativo porque internet abre la frontera hacia un nuevo tipo de democracia: una que no es sólo expresiva, sino que también es de ideas. La red permite descubrir grandes ideas ocultas entre las multitudes. Los cientistas políticos modernos llaman a este fenómeno "democracia epistémica", derivada de la palabra griega epistēmē. Este tipo de democracia se vale de la experiencia ciudadana y así las autoridades cuentan con más información para ejecutar políticas públicas.
 
El sitio Techcrunch cita un caso de democracia epistémica en el que la participación ciudadana ha ayudado a disminuir los casos de mortalidad infantil en Brasil: resultó que las propias madres sabían indicar mejor por qué morían sus bebés antes que los expertos en salud. Su intervención fue clave para aprobar un mayor presupuesto en materia de salud. En otras palabras, la democracia directa en Brasil hizo que la política pública fuera más eficaz a través de una asignación de recursos más inteligente.
 




Recomienda esta nota: