26/09/2013

El mundo

Ordenan dos meses de prisión en Rusia para la activista argentina Camila Speziale

Así lo determinó la justicia de ese país, que investiga a varios activistas de Greenpeace por piratería. Mirá el video que muestra cómo los detuvieron.

La activista argentina Camila Speziale permanecerá detenida por dos meses más, junto a otros 13 activistas de Greenpeace, según lo decidió un tribunal ruso este jueves. Los detenidos se encuentran acusados de piratería debido a una acción de protesta realizada contra una plataforma de la empresa de gas Gazprom en el Ártico.

 

El otro activista argentino, Hernán Pérez Orsi, puesto bajo detención provisional será interrogado esta tarde, junto a otros colaboradores para determinar su pena.

 

Un tribunal de Murnmansk, en el noroeste de Rusia, dictaminó que 10 activistas extranjeros procedentes de Polonia, Nueva Zelanda, Estados Unidos, Canadá, la Argentina, Turquía, Dinamarca y Francia permanecerán detenidos hasta el 24 de noviembre, indicó Tatyana Vasilyeva, portavoz de Greenpeace.

 

El fotógrafo freelance ruso Denis Sinyakov y otros dos ciudadanos rusos también permanecerán dos meses en prisión. Entre los detenidos se encuentra el capitán del navío de Greenpeace, el estadounidense Peter Willcox, quien ejercía ese mismo cargo al frente del Rainbow Warrior en 1985, cuando el barco de la ONG ecologista fue hundido por los servicios secretos franceses.

 

Una decisión similar se aplicó para el suizo Marco Weber, que el 18 de septiembre escaló la plataforma petrolera Prirazlomnaya de Gazprom para protestar contra los proyectos de explotación petrolera en esta zona.

 

Los activistas forman parte del grupo de 30 detenidos de dieciocho nacionalidades -entre ellos dos argentinos y una brasileña- que comparecían el jueves ante la justicia, acusados de "piratería", un delito pasible de hasta 15 años de prisión.

 

Fueron arrestados el 19 de septiembre por las fuerzas de seguridad rusas que tomaron el control del rompehielos "Artic Sunrise", de bandera holandesa y lo remolcaron hasta el puerto de Murmansk.

 

La comisión judicial rusa a cargo de la investigación del caso advirtió antes de las audiencias del jueves que solicitaría que todos los militantes continuaran detenidos hasta que terminara la investigación. Los investigadores realizaron esta petición al estimar que, de ser puestos en libertad, los activistas podrían huir de Rusia.

 

Un portavoz de Greenpeace Internacional, el sueco Dmitri Litvinov, hijo del famoso disidente y prisionero político de la época soviética Pavel Litvinov y bisnieto de un ministro de Stalin, permanecerá en detención preventiva 72 horas más.

 

A una portavoz holandesa de Greenpeace, Faiza Oulahsen, y a un cocinero ucraniano del barco también se les aplicó esta medida más clemente. La agencia Interfax informó de que mañana tendrá lugar una nueva audiencia del tribunal sobre este caso, ya que los activistas ya pasaron 48 horas detenidos.

 

Camila Speziale, la argentina de 21 años detenida por la Guardia Costera rusa, es estudiante de fotografía y voluntaria de Greenpeace desde hace 4 años. Ella había participado en actividades de escalada y resistencia en la Ciudad y en el interior del país, para reclamar contra la minería, por la sanción de una ley de residuos electrónicos y otras causas de la organización ambientalista.

 

Mirá el video:

 




Recomienda esta nota: