29/09/2013

El mundo

"Si el dinero y la mundanidad se convierten en el centro de la vida perdemos nuestra identidad"

Así lo expresó el Papa Francisco este domingo, al celebrar una misa para la Jornada de los Catequistas.

El Papa Francisco celebró una misa por la Jornada de los Catequistas este domingo y pidió no dejarse llevar por "la comodidad y la mundanidad".

 

"Quien corre detrás de la nada él mismo se convierte en una nulidad", destacó Francisco.

 

"Si las cosas, el dinero y la mundanidad se convierten en el centro de la vida, nos aferran, nos poseen y perdemos nuestra identidad", dijo.

 

"Pero probemos a preguntarnos, por qué razón ocurre esto, por qué razón nosotros los hombres caemos en el peligro de encerrarnos, de poner nuestra seguridad en manos de las cosas, que al final nos roba el rostro humano", interrogó el sumo pontífice.  

 

"Esto ocurre -fue la respuesta- porque perdemos la memoria de Dios, sin la cual todo termina aplastado en el 'yo', en mi bienestar".




Recomienda esta nota: