11/12/2013

El mundo

India: la homosexualidad vuelve a ser ilegal

El Tribunal Supremo de ese país ratificó este miércoles una ley sancionada en 1861 que consideraba la homosexualidad como un acto criminal punible con hasta 10 años de prisión.

El Tribunal Supremo de India ratificó hoy una ley colonial contra la homosexualidad, con lo que ilegaliza nuevamente ese tipo relaciones sexuales y asesta un duro golpe para la comunidad de gays, lesbianas y transgénero.

 

La ley de 1861 considera como acto criminal punible con hasta 10 años de prisión "la relación sexual carnal en contra del orden natural con un hombre, mujer o animal", según consigna la agencia alemana DPA.

 

En 2009, el Alto Tribunal de Nueva Delhi declaró que dicha ley violaba los derechos fundamentales garantizados por la Constitución. Sin embargo, el panel de dos jueces del Tribunal Supremo encargado del caso consideró que la ley no viola la Constitución y dejó en manos del Parlamento la decisión de revocarla.

 

Por su parte la comunidad homosexual reaccionó diciendo que se trata de "un golpe terrible para la comunidad de lesbianas, gays, bisexuales y transexuales".

 

"Supondrá más persecución por parte de la policía y obligará a ocultarse, teniendo así menos acceso a los servicios sanitarios", afirmó el activista Ashok Row Kaviagregó.

 

Los abogados de la Fundación Naz, que pidió la descriminalización aprobada en 2009, aseguraron que pedirán una nueva revisión por parte de un grupo de jueces más amplio.

 

El gobierno federal no puso objeciones a la sentencia del Tribunal Supremo. El ministro de Justicia, Kapil Sibal, apuntó que el tribunal es la última instancia para decidir sobre la validez de la ley, pero también señaló que el Parlamento tiene potestad para decidir.

 

La decisión de hoy del Tribunal Supremo de la India de volver a declarar ilegales las relaciones homosexuales ha llevado a cientos de personas a protestar en varias ciudades del país. Las principales protestas se produjeron en Bombay, donde los manifestantes se echaron a las calles con pancartas en contra de la sentencia del Tribunal Supremo, y en Nueva Delhi.



Recomienda esta nota: