17/12/2013

El mundo

La reutilización del aceite de cocina genera compuestos tóxicos

El uso recurrente del mismo aceite de cocina puede ser tóxico, debido que al recalentar aceites de girasol o similares, hay compuestos que pueden dañar la salud.

Una investigación de una especialista española asegura que el uso repetido de los aceites comestibles que se utlizan de manera cotidiana pueden generar compuestos tóxicos que son dañinos para el ser humano.
 
María Dolores Guillen, especialista de la Universidad del País Vasco (España), afirma que su investigación ″no busca alarmar a la población pero esta información debe ser tenida en cuenta. En algunas ocasiones la dosis es la que marca la diferencia″. Sus conclusiones fueron publicadas en la revista Food Chemistry.
 
Los aldehídos tóxicos son sustancias muy reactivas que pueden interactuar con proteínas, hormonas y enzimas del cuerpo humano, afectando su correcto funcionamiento. Estudios previos asociaron a estos compuestos con diversos tipos de patologías, como las enfermedades neurodegenerativas y cáncer.
 
“Se sabe que a las temperaturas que se usan para freír, el aceite genera aldehídos que contaminan la atmósfera y pueden ser inhalados, por lo cual decidimos investigar si estos aldehídos permanecen en el aceite después de ser calentados″, explica Guillen.
 
La especialista notó que el aceite de girasol y de lino son los que más aldehídos generaron en el menor tiempo. Guillen asegura que esto se debe al alto contenido de grasas poliinsaturadas en estos productos. El aceite de oliva, por el contrario, tiene un contenido mayor de grasas monosaturadas. A partir de este aceite la temperatura generó menos aldehídos y tardó más tiempo.


Recomienda esta nota: