23/12/2013

El mundo

Edward Snowden insiste con buscar asilo en Brasil

A su vez, el ex trabajador de la CIA negó condicionar la entrega de datos a cambio de refugio. "Nunca voy a cambiar informaciones por asilo, y tampoco creo que el gobierno brasileño haría eso".

El ex analista de inteligencia estadounidense Edward Snowden afirmó que aceptaría asilo en Brasil pero lo rechazaría si fuese a cambio de información, aseguró el domingo el programa Fantastico de la televisora brasileña Globo.

 

Preguntado sobre si aceptaría asilo de Brasilia, Snowden respondió: "Claro, si el gobierno brasileño quisiera defender los derechos humanos sería un honor hacer parte de eso". Pero el ex analista negó condicionar la entrega de datos a cambio de refugio. "Nunca voy a cambiar informaciones por asilo, y tampoco creo que el gobierno brasileño haría eso".

 

El programa de Globo dijo haber entrevistado al ex analista por correo electrónico a través de su abogado en Nueva York y divulgó su contenido en Internet.

 

Por su parte, la mandataria Dilma Rousseff  negó haber recibido un pedido de asilo y se refirió al ex topo como "un individuo que no deja nada claro". El martes había sido publicada una "carta abierta al pueblo brasileño".

 

"Yo me permito el derecho de no manifestarme sobre la carta. ¿Cómo voy a manifestarme? No me enviaron nada, no me pidieron nada y, más aún, yo no interpreto cartas de nadie, esa no es mi misión", sostuvo Rousseff durante un encuentro con periodistas en el Palacio del Planalto la semana pasada.

 

El martes, en una "carta abierta al pueblo brasileño", el ex topo, que tiene asilo temporario en Rusia, expresó su interés de recibir refugio en el país sudamericano, aunque no formuló una solicitud formal al Planalto.

 

Luego de que la carta abierta fuese publicada, fue posteado en internet un petitorio a favor del asilo de Snowden, con el respaldo de la ONG Avaaz y del pediodista estadounidense Glenn Greenwald, autor de varios artículos sobre la NSA en el periódico británico The Guardian y en distintos medios brasileños.

 

Durante el día jueves, una docena de manifestantes que portaban máscaras del ex agente pidieron, en una inusual protesta, que se le otorgue asilo en el país. La manifestación llegó hasta el centro de convenciones de Anhembi en San Pablo, donde Rousseff encabezaba una celebración de Navidad junto a varios ministros.



Recomienda esta nota: