23/12/2013

El mundo

Ex militares, conocidos como la "Caravana de la Muerte" fueron condenados en Chile

Los ocho acusados recibieron penas de entre cinco y 15 años por haber asesinado a 14 presos políticos durante la dictadura de Pinochet.

  El ministro en visita (juez con amplios poderes), Leopoldo Llanos, condenó este lunes a penas de entre cinco y 15 años de cárcel a ocho ex militares chilenos acusados de homicidio calificado de 14 presos políticos, ocurrido el 19 de octubre de 1973.

 
Las 14 víctimas habían sido recluidas en la cárcel de la ciudad de Antofagasta, a unos mil 400 kilómetros al norte de Santiago, tras el golpe militar del 11 de septiembre de 1973 contra el presidente socialista Salvador Allende.
 
Los ex uniformados condenados este lunes formaban parte de la denominada "Caravana de la Muerte", una misión militar que en octubre de 1973 recorrió el país para ejecutar en forma sumaria a 75 prisioneros políticos.
 
Llanos, ministro en visita de la Corte de Apelaciones de Santiago, condenó a Sergio Arredondo González, Marcelo Moren Brito, Juan Chiminelli Fullerton y Patricio Ferrer Ducaud, a 15 años y un día de cárcel efectivo como autores de homicidio calificado.
 
El juez, en sentencia de primera instancia, condenó además a Pablo Martínez Latorre a cinco años de presidio en su calidad de cómplice de homicidio calificado, por lo que recibió el beneficio de la libertad vigilada.
 
Igual beneficio, pero con una condena a tres años y un día de cárcel, recibieron los también ex militares Pedro Espinoza Bravo, Luis Felipe Polanco Gallardo y Emilio de la Mahotiere González, por encubridores.
 
Las 14 víctimas fueron sacadas de la cárcel por un destacamento militar el 18 de octubre en la noche y trasladadas en dos camiones a una quebrada en las afueras de la ciudad, donde fueron ejecutados y sus cadáveres dejados luego en la morgue de la ciudad.
 
Además de condenar a penas de prisión a los ocho ex militares, el ministro Llanos sentenció al Estado chileno y a los ex miembros del Ejército a pagar indemnización a los familiares de las víctimas por daño moral.


Recomienda esta nota: