24/12/2013

El mundo

Luego de condenarlo por homosexual, Gran Bretaña perdona al matemático Alan Turig

El británico Alan Turing, matemático, fue un vital colaborador para Inglaterra y los aliados en la Segunda Guerra Mundial.

La Segunda Guerra Mundial fue uno de los conflictos bélicos con mayor cantidad vidas humanas perdidas. Pero hubo una gran participación de parte de distintos científicos que colaboraron para que todo llegara a su fin.
 
Uno de las grandes mentes de ese momento fue le matemático Alan Turing, quien ayudó en la victoria logrando descifrar el “inquebrantable” Código Enigma de Alemania, con el que lograba transmitir órdenes y mensajes de manera oculta.
 
Pero su condición sexual, que era homosexual, era tabú para esa época. Por lo que el Gobierno de Gran Bretaña lo condenó por inmoralidad, al saber que había tenido relaciones sexuales con un hombre.
 
La máquina electromecánica de Turing, precursor de las computadoras modernas, descifró el código usado por los submarinos alemanes en el Océano Atlántico. Su trabajo en Bletchley Park, el centro de criptoanálisis en tiempos de guerra en el Reino Unido, ha sido reconocido como uno de los motivos que acortó la contienda.
 
Sin embargo, el científico fue destituido de su trabajo y castrado químicamente con inyecciones de hormonas femeninas, tras ser condenado por inmoralidad en 1952 por tener relaciones sexuales con un hombre. Las relaciones homosexuales fueron ilegal en Gran Bretaña hasta 1967.
 
Turing se suicidó en 1954, a los 41 años, con cianuro.
 
El ministro de Justicia británico, Chris Grayling, dijo que el perdón de la reina Isabel entraría en vigencia de inmediato y serviría como homenaje a un "hombre excepcional con una mente brillante".
 
"Su vida posterior se vio empañada por su condena por homosexualidad, una sentencia que actualmente consideraríamos injusta y discriminatoria y que hoy ha sido revocada", añadió.
 
El cosmólogo Stephen Hawking y otros 10 destacados científicos han hecho campaña durante años en favor del perdón a "uno de los matemáticos más brillantes de la era moderna".
 
El primer ministro británico, David Cameron, describió el martes a Turing como "un hombre destacable que jugó un papel clave en salvar a este país en la Segunda Guerra Mundial".
 
"Su acción salvó innumerable cantidad de vidas. Además dejó un legado nacional destacado a través de sus logros científicos sustanciales, por lo que suele ser considerado el padre de la computación moderna", indicó Cameron en un comunicado.


Recomienda esta nota: