24/12/2013

El mundo

Dilma Rousseff sobrevuela las zonas afectadas por la tormenta en Brasil

Una feroz tormenta dejó al menos 19 muertos y más de 40 mil evacuados. "Es víspera de Navidad, las personas están sufriendo demasiado" dijo la presidenta.

 La presidenta brasileña Dilma Rousseff sobrevoló el martes las zonas más afectadas por fuertes lluvias y deslaves en el estado de Espírito Santo (sureste), que han dejado al menos 19 muertos y 46.000 evacuados en los últimos días.

 
12 personas perdieron la vida debido a los temporales de los últimos días en Espírito Santo, vecino a Rio de Janeiro, informó el gobernador Renato Casagrande.
 
Además, más de 46.000 personas tuvieron que abandonar sus casas en este estado, donde 47 municipios resultaron afectados por los temporales.
 
Entre las víctimas figuran dos mujeres y un niño que fallecieron en la madrugada de este martes en la ciudad de Itaguaçu tras un deslave, informó la prensa local.
 
Rousseff llamó el martes a una "Navidad de la solidaridad", y se declaró impresionada con la "gran cantidad de agua" que inundó ciudades enteras.
 
La presidenta anunció asimismo que el gobierno lleva a cabo una gran operación para ayudar a Espírito Santo, incluso con la participación de las Fuerzas Armadas, e insistió en que desde 2011 considera una prioridad la política de prevención y alerta de desastres naturales.
 
Espírito Santo "vive el extremo climático más extremo de nuestra historia", con las mayores lluvias de los últimos 90 años, dijo por su lado el gobernador Casagrande en una declaración a la prensa junto a la presidenta.
 
"Es víspera de Navidad, las personas están sufriendo demasiado. Las casas están inundadas", declaró.
 
"Nuestras ciudades fueron construidas en las márgenes de los ríos (...) Las lluvias ya tienen siete días", alertó el coronel Edmilson Aguiar, comandante del cuerpo de bomberos del Estado, a la radio CBN.
 
La Defensa Civil emitió el martes nuevos alertas de riesgo de inundación y de deslaves debido a que el río Doce presentaba un nivel de agua por encima de los niveles de seguridad.
 
Imágenes aéreas de las zonas devastadas mostraron pueblos enteros bajo el agua y estragos provocados por deslaves sobre áreas de viviendas.
 
La iglesia de Itaguaçu se transformó en un centro de albergue, con colchonetas por el suelo, mientras bolsas de alimentos como arroz y frijoles se amontonaban en el altar, informó el diario Folha de Sao Paulo.
 
Numerosas escuelas también se convirtieron en albergues para acoger a unos 4.000 evacuados que no tenían dónde ir.
 
Otros 15 muertos en Minas Gerais; drama en Bahia
 
Otro estado fuertemente afectado por las lluvias en los dos últimos meses es Minas Gerais (sureste), que suma desde octubre 15 víctimas fatales, la última un hombre que murió ahogado dentro de su automóvil este lunes, informó la radio CBN.
 
Rousseff también lamentó la situación en ese estado y dijo que el gobierno está prestando la ayuda necesaria.
 
La Defensa Civil de Minas Gerais informó que 24 municipios están en situación de emergencia y que en total son 64 los municipios afectados.
 

 


Recomienda esta nota: