25/12/2013

El mundo

74 personas están varadas en un barco en el medio del hielo antártico

La tripulación de un barco de investigación australiana envió un pedido de ayuda tras quedar varados en la Antártida.

Una expedición australiana a la Antártida se complicó en las ultimas horas cuando el barco quedó encallado en una zona de hielo grueso. La tripulación está compuesta por 74 personas, en su mayoría de origen ruso. El pedido de auxilio tuvo lugar a unos 2800 kilómetros al sur de Hobart, en la isla de Tasmania.
 
Tres rompehielos se encuentran de camino a la región pero podrían pasar dos días hasta que alcancen el "MV Akademik Shikalskiy", de bandera rusa, informaron las autoridades. 
 
El barco se encuentra en una expedición de financiación privada que recuerda a una realizada por Australia hace 100 años. El responsable del viaje, Chris Turney, puso un mensaje tranquilizador en Twitter: "Grueso hielo. Hermoso. Viento suave. Temperatura de sólo menos un grado. Feliz Navidad desde la Expedición Australiana a la Antártida". 
 
No hay ningún peligro y todo el mundo está bien, dijo a dpa el portavoz de la expedición, Alvin Stone. 
 
"Es posible que el viento cambie y podamos salir por nuestros propios medios. Hay sólo dos kilómetros hasta mar abierto", escribió Turney en un mail. 
 
Entre otros objetivos, Turney quiere repetir en la expedición de cinco semanas las mediciones hechas hace cien años por el grupo encabezado por Sir Douglas Mawson. El equipo desenterró el 20 de diciembre de debajo de la nieve la cabaña de Mawson en Cabo Denison, según puede verse en un video en YouTube. 
 
La agencia de viaje sueca Expeditions Online ofrece plazas a turistas a bordo del barco, construido en 1984 en Finlandia. Según sus datos hay 26 cabinas dobles disponibles.


Recomienda esta nota: