27/12/2013

El mundo

En el Museo de Espías de Inglaterra no quieren al “topo” Snowden

Edward Snowden fue conocido mundialmente por sus revelaciones públicas sobre su paso por la Agencia de Seguridad Nacional de EEUU

Cientos de documentos clasificados como secretos por la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) en EEUU fueron revelados cuando uno de sus ex empleados decidió mostrarlos al mundo. El responsable fue Edward Snowden, un ex analista de la NSA.
 
Esta acción de parte de Snowen le valió que el gobierno de EEUU pidiera su captura internacional por traición. Pero el “topo” fue acogido por los rusos que le dieron asilo político.
 
Bletchley Park, es un museo de espías en Inglaterra que durante la Segunda Guerra Mundial sirvió como puesto principal de descifrado. Las autoridades decidieron no integrar al exanalista de la agencia a su colección.
 
La exhibición de seguridad informática y la zona de aprendizaje computacional de Bletchley están patrocinadas por McAfee, y tanto el museo como la compañía de antivirus temen que la inclusión de Snowden en su repertorio se interprete como que están a favor de sus acciones. La decisión también está influenciada en gran parte por McAfee, ya que la empresa dice no ser capaz de referenciar a Snowden en cualquier actividad.
 
Cabe mencionar que Bletchley Park es el predecesor de la Sede de Comunicaciones del Gobierno (GCHQ, por sus siglas en inglés) de Reino Unido, y Snowden también reveló información confidencial de la agencia por medio de sus documentos. Bletchley Park se encuentra en Buckinghamshire, Inglaterra
 
El museo de espías explica que las secciones en cuestión están orientadas a educar a los visitantes en cuanto a las crecientes amenazas informáticas, y que incluir a Snowden en sus exhibiciones sería una declaración política y no caería en el ámbito de patrimonio y educación.
 
Como mencionamos al principio, la delicado del tema de la NSA ante el gobierno de Estados Unidos es el mayor impedimento para dar reconocimiento oficial a Snowden, pero es posible que después de unos años, cuando se apacigüen las aguas, Bletchley Park decida incorporar al exanalista a su exhibición. Sólo esperemos que no suceda como el caso de Alan Turing, que recibió el perdón real 60 años después de su muerte.


Recomienda esta nota: