27/12/2013

El mundo

Enfrentamientos entre Hermanos Musulmanes y policías dejan tres muertos en Egipto

La organización musulmana fue declarada como terrorista en el país africano, numerosas protestas se sucedieron por ello este viernes.

 Una serie de enfrentamientos producidos el viernes en varios puntos de Egipto entre manifestantes de los Hermanos Musulmanes y la policía dejaron al menos tres muertos, luego de las protestas realizadas por partidarios del grupo islámico tras ser declarado por el Gobierno como una organización terrorista.

 
La violencia estalló después de las tradicionales oraciones del viernes.
 
Un manifestante de 18 años de los Hermanos Musulmanes murió tras recibir disparos en la ciudad de Damietta, en la provincia del Delta del Nilo.
 
Otro hombre murió en Minya, un bastión de los islamistas en el sur de El Cairo. Una tercera persona perdió la vida en la capital, dijo el Ministerio del Interior, sin dar más detalles.
 
Las fuerzas de seguridad detuvieron a al menos 265 partidarios de los Hermanos Musulmanes.
 
La represión ha aumentado las tensiones en un país que sufre el peor conflicto interno en su historia moderna desde que el Ejército depuso en julio al presidente islamista Mohamed Mursi.
 
La declaración contra los Hermanos Musulmanes se produjo luego que el Gobierno acusara al grupo de perpetrar el martes un ataque suicida en una comisaría que causó la muerte de 16 personas, en el último de una serie de atentados que ha avivado los temores de una insurrección islámica.
 
Los Hermanos Musulmanes condenaron el ataque con bombas, que fue adjudicado por un grupo de la región del Sinaí.
 
El grupo y sus aliados islamistas habían llamado a realizar protestas en respuesta a la decisión del Gobierno.
 
Los enfrentamientos del viernes entre la policía y los manifestantes se produjeron en El Cairo y al menos otras cuatro ciudades de Egipto.
 
La policía disparó perdigones y lanzó gas lacrimógeno en una manifestación estudiantil en el campus de Al-Azhar, en El Cairo. También se oyeron disparos en la ciudad de Ismailia, en el canal de Suez, donde manifestantes lanzaron fuegos artificiales y piedras a la policía, que usó gas lacrimógeno, dijo un testigo de Reuters.
 
Las fuerzas de seguridad se desplegaron a lo largo y ancho de la capital al comienzo de las oraciones musulmanas de mediodía, luego de la muerte de una persona en disturbios producidos el jueves por las tensiones políticas.
 
Las autoridades emitieron una nueva serie de advertencias más severas contra todos los que participen de protestas a favor del movimiento islámico que gobernó el país hasta julio, y anunciaron que el desacato sería sancionado bajo una nueva ley antiterrorismo.
 
Varios policías resultaron heridos en los enfrentamientos, informó el Ministerio del Interior, que también indicó que había 28 mujeres entre los 265
detenidos del viernes.
 
Algunos analistas creen que Egipto podría sufrir un periodo prolongado de ataques llevados a cabo por islamistas radicales.
 
El Gobierno, respaldado por la cúpula militar del país, ha dicho que la violencia no afectará un plan de transición política cuyo siguiente paso es un referéndum sobre una nueva Constitución, el cual está programado para mediados de enero.
 



Recomienda esta nota: