28/12/2013

El mundo

4 Muertos durante la detención de un destacado diputado opositor en Irak

Las fuerzas de seguridad iraquies realizaron un operativo para dar con la detención del diputado opositor Ahmed Al Aluani. En el enfrentamiento murió su hermano.

En un operativo detuvieron este sábado al destacado diputado opositor Al Aluani y mataron a su hermano y tres de sus guardaespaldas. El enferntamineto se produjo cuando se estaba desarrollando la detención del funcionario.
 
El diputado fue detenido por una unidad policial procedente de Bagdad y apoyada por el Ejército, en su domicilio del barrio de Al Bualuan, en el centro de Ramadi, capital provincial de Al Anabar, en el oeste del Irak.
 
Antes de detenerlo, las fuerzas de seguridad se enfrentaron con sus guardaespaldas y algunos miembros de su familia, que intentaron impedir la operación policial, lo que causó la muerte del hermano del diputado y de tres miembros de su protección, y heridas a otras 12 personas.
 
La fuente agregó que las fuerzas de seguridad, que detuvieron también al resto de los guardaespaldas de Al Aluani, establecieron el toque de queda en la ciudad de Ramadi tras esta operación.
 
Al Aluani, conocido por sus fuertes declaraciones contra el Gobierno presidido por Nuri al Maliki, apoya las manifestaciones y las acampadas que empezaron el pasado mes de septiembre en las provincias de mayoría suní, como Al Anbar, Nínive (norte) y Salahudin (centro).
 
A finales del año pasado, miles de iraquíes suníes iniciaron protestas masivas en varias ciudades del país, especialmente en las de la provincia de Al Anbar, para pedir la liberación de los detenidos, poner fin a la marginación de los suníes, y exigir grandes reformas en el proceso político.
 
Esas protestas se convirtieron en acampadas permanentes en las capitales de las provincias de mayoría suní, entre ellas Ramadi.
 
El diputado se unió recientemente a una nueva coalición opositora bautizada como "la Coalición de la Dignidad", que representa a los acampados en las provincias de mayoría suní.
 
El pasado domingo, Al Maliki dio un ultimátum a los acampados en la plaza de la Dignidad en Ramadi, antes de realizar una operación contra ese lugar que, a su juicio, se ha convertido en una sede de la organización terrorista Al Qaeda.


Recomienda esta nota: