30/12/2013

El mundo

Segundo atentado con bomba en Rusia en menos de 24 horas

La explosión en un transporte público puso en alerta a todo el país, se cree que hay más de 20 muertos aunque la cifra oficial es de 10. Video.

Las autoridades dan cuenta de 10 víctimas mortales en el atentado con bomba en un trolebús del sistema de transporte público, en la ciudad rusa de Volgogrado, antigua Stalingrado.
 
El número de muertos podría ascender en las próximas horas, ya que de los 22 heridos hospitalizados, seis se encuentran en estado extremadamente grave, informó el Ministerio de Sanidad ruso. 
 
El vicegobernador de la región, Valisi Galushkin, calificó de "horroroso" el ataque.
 
Galushkin dijo en el lugar del hechos: "Esto es horroroso", y remarcó que el balance de víctimas del atentado es todavía preliminar, informó la agencia Interfax, citada por EFE.
 
El artefacto explosivo estalló en la mañana, en el interior de un trolebús del sistema de transporte público de la ciudad.
 
El Comité de Instrucción de Rusia, cuyo portavoz Vladimir Markin, confirmó que la explosión fue un atentado, anunció la apertura de un proceso penal por terrorismo y tráfico de explosivos.
 
Markin agregó que el trolebús quedó completamente destruido a consecuencia de la explosión, que ocurrió, según precisó, alrededor de las 8.10 (1.10, hora en Argentina).
 
El Comité Nacional Antiterrorista de Rusia adelantó que los primeros datos apuntan que el atentado no fue perpetrado por un atacante suicida, sino que la bomba fue colocada en el interior del trolebús, que se dirigía al centro de la ciudad.
 
El Ayuntamiento de Moscú ordenó redoblar las medidas de seguridad en la capital rusa.
 
"En vista de lo ocurrido en Volgogrado, hoy se han tomado medidas adicionales de seguridad en el transporte y también en los servicios de prevención de situaciones de emergencia", dijo a la prensa el jefe del Departamento de Seguridad del Ayuntamiento moscovita, Serguéi Mayórov, citado por EFE.
 
Se prestará especial atención a las medidas de seguridad en los lugares de gran afluencia de público, así como en las rutas del transporte público, agregó.
 
"Todo el conjunto de medidas vinculadas a las celebraciones del Año Nuevo y la Navidad se mantiene, pero se revisará el cálculo de efectivos y medios para garantizar la seguridad", indicó Mayórov.
 
De acuerdo a las últimas cifras oficiales, el primer atentado mató 17 personas y dejó heridas a otras 45, de las cuales doce, entre ellos varios menores de edad, continúan hospitalizados en estado muy grave o grave. (Télam)
 



Recomienda esta nota: