13/10/2014

El mundo

En su propio partido consideran un grave "error político" el apoyo de Silva a Neves

En la antesala del balotaje que definirá el futuro presidente de Brasil, la Social Democracia brasilera sugirió "rechazar las dos candidaturas".

Marina Silva, la candidata por el Partido Socialista Brasileño (PSB), que resultó tercera en las elecciones de Brasil, manifestó su apoyo para la segunda vuelta al socialdemócrata Aécio Neves, que se enfrentará a la actual presidenta Dilma Rousseff.

 

El anuncio se produjo luego de que el opositor aceptara públicamente algunas de las exigencias de Silva, como la demarcación de tierras indígenas, la ampliación de la reforma agraria y el fin de la reelección de cargos en el Ejecutivo.

El documento publicado por Rede Sustentabilidad consideró como un grave "error político" la decisión de respaldar al candidato del Partido de la Social Democracia Brasileña (PSDB) en la diputa que mantendrá con la presidenta Rousseff, y sin dar nombres, el texto tildó de nefasta la polarización entre el PT, de Rousseff, y el PSDB, de Neves, y afirmó que la "más firme de todas las decisiones es rechazar las dos candidaturas y no respaldar el voto en ninguno de los casos".

El documento afirmó que ser parte de esa polarización entre los dos partidos está lejos del "proyecto original" de Rede Sustentabilidad.

También criticó duramente a los dos candidatos que van a disputar el ballotage: "Cualquiera que sea elegido, Dilma o Aecio, realizará un gobierno que quemará los recursos naturales y las conquistas sociales y se servirá del viejo padrón de fisiologismo y de patrimonialismo", consignó el diario O Globo.

Según el partido, Neves es un candidato que tiene "integración orgánica" y cercanía al capital extranjero y en relación a Rousseff dieron que durante la campaña, Silva fue acusada por sectores del PT de tener vínculos con banqueros.

 

Fuente: Minutouno.com




Recomienda esta nota: