04/11/2015

El mundo

Una víctima de abuso presentó una denuncia ante el Papa quien pidió que se publique

Los delitos sexuales sucedieron en una organización de eclesiásticos y laicos. Luego de la presentación el Papa pidió que se hagan públicos.

El  Papa Francisco solicitó que se hagan públicas las denuncias sobre abusos sexuales de ex miembros de la Comunidad Misionera de San Pablo Apóstol y de María Madre de la Iglesia, grupo que hace misiones en África y Sudamérica.

 

Una víctima de abusos sexuales de 36 años por parte de miembros de la organización presentó sus denuncias ante el Sumo Pontífice. "He sido esclavo laboral y sexual de un grupo de depravados encubierto por jerarcas de la Iglesia. En los tres años que estuve en la misión de Nariokotome (Kenia) me trataron como una bestia de carga. Éramos unas 30 personas y, a la esclavitud laboral, se le sumaba la esclavitud sexual. Nos decían que Dios quiere que tengamos una vida sexual activa y que también desea que vayamos desnudos, porque nos creó así. Ayúdeme, Francisco. Ponga un poco de alivio en mi alma rota. No permita que otros muchachos pasen por ese infierno", dijo el afectado en una solicitud al Papa. 
 
Los fundadores del grupo ya habían sido castigados por el Arzobispado de Barcelona en 1995. La denuncia llegó a manos del Papa por el teólogo José Manuel Vidal. 
 


Recomienda esta nota: