06/11/2015

El mundo

Una mujer de 47 años pensó que tenía cálculos renales y estaba en trabajo de parto

Judy Brown y su esposo habían perdido las esperanzas de tener un hijo hasta que se sorprendieron con el inesperado embarazo.

Una mujer de 47 años acudió esta semana a un hospital de Massachusetts, en los Estados Unidos, porque padecía un fuerte dolor abdominal. Lejos de tratarse de una obstrucción intestinal o de un cálculo renal, los médicos descubrieron que estaba a punto de dar a luz.

 

Judy Brown acudió al hospital de la localidad de Beverly junto a su marido, Jason Brown, porque sentía un fuerte dolor de abdomen. Pero los médicos le dieron dos sorpresas: no sólo estaba embarazada, sino que estaba por parir, informó el sitio ABC.

 

"Entender que estaba embarazada y a punto de dar a luz fue muy abrumador. Después de 22 años de matrimonio, la posibilidad de ser madre no estaba en mis planes", expresó la mujer.

 

 

 

La pareja tuvo una hija a la que llamaron Carolyn Rose en honor a sus respectivas madres. La pequeña pesó 3,700 kilos y está en perfectas condiciones al igual que su aún sorprendida madre.

 



Recomienda esta nota: