21/11/2015

El mundo

En China sorprendió la rapidez de una construcción

En menos de 48 horas un grupo de personas tiró abajo un puente sobre una autopista de Pekín y lo reconstruyeron.

En las redes sociales se viralizó un video sorprendente por la capacidad y rapidez de la ingeniería china. En una carretera de Pekín, demolieron el viejo puente de Sanyuan y construyeron uno nuevo en el mismo lugar en menos de 48 horas. 

De acuerdo a los datos de la construcción que llevó sólo 19 horas se usaron 1.300 toneladas de materiales. De esa manera el proceso del cambio de puente llevó sólo 43 horas.

Los trabajadores trabajan bajo un "método integrado de reemplazo" que permite restablecer la circulación vehicular rápidamente. 



Recomienda esta nota: