(adsbygoogle = window.adsbygoogle || []).push({});
02/06/2016

El mundo

Derecho Penal

El Senado aprobó un proyecto de ley que agrava la pena en caso de "violación colectiva"

Brasil quedó conmocionado tras el reciente caso sufrido por la joven que fue abusada por 33 hombres en una favela de Río de Janeiro, y que luego difundieron a través de internet.
Ampliar (1 fotos)

La sociedad brasileña se movilizó al conocer el caso de la adolescente violada por 33 hombres en una favela de Río de Janeiro.


El Senado brasileño aprobó por unanimidad un proyecto de ley que agrava las penas por "violación colectiva". El país quedó conmocionado tras el reciente caso sufrido por una adolescente que fue abusada por 33 hombres en una favela de Río de Jainero, y que luego difundieron un video a través de internet.


El texto también tipifica como delito la publicación de escenas de una violación, inclusive en internet, y prevé para ello penas de 2 a 5 años de cárcel. El Senado lo aprobó en la noche del martes pasado en tiempo récord pero aún debe ser debatido por la Cámara de Diputados.


Actualmente, el crimen de violación es castigado con penas de seis a 10 años. En caso de violación colectiva, se aumenta la pena en un cuarto, con un máximo de 12,5 años de cárcel.


El nuevo texto aumenta en uno a dos tercios las penas por violación colectiva, con un máximo 16,6 años de cárcel para las violaciones de mayores de 18 años y de hasta 25 años de cárcel en caso de violaciones de menores de 14 años (contra 15 años como máximo actualmente).


En caso de muerte de la víctima, la pena prevista es de 30 años, el máximo aplicado por la ley brasileña. La violación de una adolescente de 16 años cometida el 21 de mayo en una favela de la zona oeste de Rio, filmada y cuyo video fue colgado en internet, conmocionó a Brasil y al mundo a casi dos meses de los Juegos Olímpicos en esta ciudad.


Tres de los sospechosos fueron detenidos la semana pasada, mientras otros tres están prófugos.


La joven aceptó ser incluida en el programa de protección a los niños y adolescentes amenazados de muerte y ya abandonó la ciudad de Rio, dijo el secretario de Derechos Humanos del estado de Rio, Paulo Melo.


"La familia tenía miedo de una venganza de parte de los traficantes de droga de la favela. El programa no es una obligación, sino una opción. Ella tiene todo para recomenzar su vida y eso es lo que ella quiere", subrayó Melo.




This picture loads on non-supporting browsers.



Recomienda esta nota: