21/08/2016

El mundo

Increíble pero cierto

Las personas que tiene vivos a sus longevos padres vivirán más según un estudio

Reduce en los hijos el riesgo de padecer enfermedades circulatorias, incluyendo insuficiencia cardíaca, derrame cerebral y presión arterial alta.
Ampliar (1 fotos)

La esperanza de vida aumenta en un 16,5% por cada década de vida que tengan los padres de una persona luego de los 69 años.

La esperanza de vida depende de muchos factores, como hábitos alimenticios, predisposición a enfermedades y exposición a ambientes extremos. A esta lista se le sumaría también tener padres longevos.

  

Según un estudio publicado en la revista “Journal of the American College of Cardiology” –en el que se analizaron a 186.000 personas–, la esperanza de vida aumenta en un 16,5% por cada década de vida que tengan los padres de una persona luego de los 69 años.


Los expertos descubrieron también que esta longevidad reduce en los hijos el riesgo de padecer enfermedades circulatorias, incluyendo insuficiencia cardíaca, derrame cerebral y presión arterial alta. Por ejemplo, se determinó que la posibilidad de sufrir un infarto baja en un 20% si los padres viven 80 años o más.


“Preguntar acerca de la longevidad de los padres podría ayudarnos a predecir nuestras probabilidades de envejecer bien”, declaró Janice Atkins, autora principal de la investigación.


De acuerdo a un informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS), publicado este año, la esperanza de vida aumentó en cinco años entre le 2000 y el 2015. Esto se debe principalmente a la mejora en la lucha contra el VIH y la malaria en África.



Recomienda esta nota: