21/09/2016

El mundo

Lula: "No perdonan que la mucama compre el mismo perfume que la patrona"

El ex presidente brasileño desafió a la Justicia a encontrar pruebas de los delitos que se le adjudican y denunció la existencia de un proyecto para destruir al PT.
Ampliar (1 fotos)

El ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva desafió a la Justicia a encontrar pruebas de los delitos que se le adjudican y aseguró que existe un proyecto para destruir al PT y hacerlo inviable en las presidenciales de 2018.



En el interior del estado de Ceará, en el noreste del país, Lula fue aclamado por miles de personas y habló como posible aspirante a la presidencia en 2018, además de proclamar nuevamente su inocencia ante la denuncia de la fiscalía aceptada por el juez Sergio Moro, que investiga el escándalo del "Petrolao", la red de corrupción originada en Petrobras.


"Hay quien diga que están haciendo esto, acusar a Lula, investigarlo desde hace dos años, porque están con miedo de que vuelva a ser candidato en 2018. Hay quien dice que haber destituido a Dilma Rousseff fue para impedir que Lula vuelva en 2018", dijo a la multitud en la localidad de Barbalha, a 550 kilómetros de Fortaleza.


En el llamado "Brasil profundo" -el nordeste rural en el semiárido- Lula llegó para participar de las campañas municipales para los comicios del 2 de octubre, aunque los actos se concentraron en rechazar el juicio que le inició el juez Moro.


"Si cometí un delito, sabré pedir disculpas. Pero les pido a mis acusadores que tengan dignidad, que si no se prueba nada, apenas tengan el coraje de pedir disculpas", afirmó Lula, vinculando el proceso judicial a las tradicionales "aristocracias brasileñas". Según Lula, sus rivales "busca la destrucción del Partido de los Trabajadores" desde que el llegó a la presidencia en 2003.


Durante el acto Lula aprovechó para hacer un repaso de su gestión, entre 2003 y 2010, época donde según los fiscales se consolidó el "Petrolao", la red de sobornos a cambios de contratos en Petrobras para abastecer financieramente a las campañas políticas.


"Hace 2 años que buscan delitos en mi vida y no encuentran. Realmente me buscan por haber mejorado la vida del pueblo. Cometí muchas barbaridades, mejoré la vida del pueblo, ahora comen tres veces por día, los hijos de las mucamas y campesinos son ingenieros y médicos. Eso no lo perdonan. No perdonan que la mucama compre el mismo perfume que la patrona", disparó.


En su fallo, el juez Moro acepta juzgar a Lula, a su esposa y a otras seis personas por la propiedad de un apartamento en el balneario de Guarujá. El magistrado recordó que Lula es sometido a otra investigación referente a la propiedad de una casaquinta en Atibaia, estado de San Pablo, donde pasó varias temporadas desde que en 2010 dejó la jefatura del Estado brasileña.


Recomienda esta nota: