05/10/2016

El mundo

Quién es Antonio Guterres, el futuro Secretario General de la ONU

El ex primer ministro portugués es el favorito para suceder a Ban Ki-moon frente al organismo.

El ex primer ministro de Portugal, António Guterres, será el sucesor de Ban Ki-moon al frente de la Secretaría General de la Organización de Naciones Unidas (ONU), luego de seis votaciones informales del Consejo de Seguridad. La votación formal se llevará a cabo el próximo jueves en el seno del consejo. Posteriormente será presentado ante la Asamblea General de la ONU, encargada de ratificar la elección de acuerdo al procedimiento establecido en la Carta de las Naciones Unidas.


El ingeniero, nacido en Lisboa 30 de abril de 1949, es un socialista moderado, católico y pro-europeo, y se destacó por su trabajo como Alto Comisionado de la ONU para la situación de los refugiados en la ACNUR. Probado por la crisis de refugiados más grave experimentada por el mundo a causa de la guerra civil en Siria, este hombre de 67 años ha seguido lanzando gritos de alarma a la comunidad internacional para obtener más solidaridad con los millones de migrantes y solicitantes de asilo. Sus dos mandatos al frente de la ACNUR (2005-2015) se caracterizan también por una reforma de su organización interna, lo que ha reducido en un tercio del personal de Ginebra para aumentar su capacidad de respuesta a la emergencia internacional.


Guterres inició su carrera política en movimientos católicos antes de entrar en el Partido socialista portuguesa (PS), para lo cual hizo campaña después de la Revolución de los Claveles de 1974, que terminó casi 50 años de dictadura. En 1992 se convirtió en secretario general del Partido Socialista, entonces en la oposición. Bajo la dirección de este aparato cambió la apariencia partidaria, por una más sencilla, afable y hasta humana.


Así fue que los socialistas ganaron las parlamentarias de octubre de 1995, una victoria que lo catapultó al puesto de primer ministro. Portugal estaba pasando por un período acelerado de expansión y empleo casi total, lo que permitió que Antonio Guterres creara el "ingreso mínimo garantizado", una de sus medidas emblemáticas, Pasó a la consideración pública con la imagen de un político responsable y abierto al diálogo.


Antonio Guterres pasó a la historia como el primer líder de un gobierno de minoría en completar su mandato desde el advenimiento de la democracia en Portugal. Sus críticos, particularmente dentro del PS, sin embargo, lo acusan de haber contribuido a la victoria del "no" en el referéndum de 1998 sobre la despenalización del aborto. Su catolicismo lo llevó a mantener posiciones contrarias al aborto.


En la primera mitad de 2000, su presidencia de la Unión Europea se consideró un éxito, gracias a la organización de la primera Cumbre UE-África y la adopción de la Agenda de Lisboa para el crecimiento y el empleo.


Sin embargo, en Portugal, su popularidad se fue desvaneciendo. La situación económica se deterioró y Antonio Guterres fue incapaz de dar nueva vida a su segundo mandato. A finales de 2001, los socialistas perdieron las elecciones municipales y el secretario general renunció a la posición de primer ministro, a mitad de su mandato. Presidente de la Internacional Socialista desde 1999, Guterres abandonó la vida política portuguesa para dedicarse a su carrera diplomática en el extranjero.


Recomienda esta nota: