22/10/2016

El mundo

Lula Da Silva asegura que los fiscales que lo acusan son “rehenes de la prensa”

A través de un vídeo, el ex presidente de Brasil criticó la falta de pruebas en su contra. "Si encontró alguna cosa, entonces ahí sí denuncie", exigió.
Ampliar (1 fotos)
El ex presidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva, procesado por las maniobras de corrupción en la petrolera estatal Petrobras, afirmó que como los fiscales tienen estabilidad laboral, no deberían ser "rehenes de la prensa".


"Ustedes tienen estabilidad en el empleo y no es para ser rehenes de la prensa, porque es poco inteligente decir que para condenar a otra persona necesita de la prensa", señaló Lula en un video que publicó en la red social Facebook.


En la misma línea de lo que sostiene desde las primeras acusaciones en su contra, el ex presidente reclamó a los procuradores que busquen pruebas o encuentren cuentas que lo incriminen. "Si encontró alguna cosa, entonces ahí sí denuncie", de lo contrario "piense y cambie de comportamiento", agregó con vehemencia. El ex mandatario responde a tres procesos, acusado de obstruir presuntamente las investigaciones y de recibir sobornos de constructoras para facilitar contratos y negocios.


"No puedo admitir tamaña irresponsabilidad", afirmó enfático Lula refiriéndose a las falsas acusaciones lanzadas contra él y su familia.



Además, advirtió que "Brasil no soporta las mentiras por mucho tiempo" y aseguró que ese tipo de comportamiento perjudica la credibilidad del país "que tuve la honra y el placer de presidir cuando tenía la perspectiva de convertirse en la quinta economía del mundo y era admirado y respetado" en todas las latitudes.


Las declaraciones de Lula ocurrieron dos días después del arresto del ex titular de la Cámara de Diputados, Eduardo Cunha, cerebro del proceso que llevó a la destitución de la presidenta electa de Brasil, Dilma Rousseff.


Lula, primero en las intenciones de voto para la primera vuelta de las elecciones de 2018, como potencial candidato del Partido de los Trabajadores (PT), niega todas las acusaciones en su contra y denuncia un intento de la oligarquía brasileña por evitar su retorno al gobierno.


Recomienda esta nota: