01/01/2017

El mundo

El Papa dedicó el primer Ángelus del año a las víctimas de Estambul

El Sumo Pontífice se refirió al atentado que dejó por lo menos 39 muertos en una disco Estambul, Turquía y destacó la lucha contra "la plaga del terrorismo".

En lo que fue el primer Ángelus del año, el Papa Francisco lamentó este domingo el "grave atentado" que dejó por lo menos 39 muertos en Estambul, Turquía. Además, destacó la lucha contra "la plaga del terrorismo" y aseguró que "la paz se construye diciendo no, con hechos, al odio y a la violencia".

 

"Lamentablemente la violencia golpeó también en esta noche de deseos y esperanza, con un grave atentado en Estambul. Dolorido, muestro mi cercanía al pueblo turco y rezo por las numerosas víctimas y heridos y por toda la nación en luto", afirmó durante el Ángelus en Plaza San Pedro.

 

Y agregó: "Pido al Señor que sostenga a los hombres de buena voluntad que se esfuerzan para afrontar la plaga del terrorismo, esta mancha de sangre que envuelve el mundo con una sombra de miedo y desconcierto".

 

Durante el tradicional mensaje dominical en la Plaza San Pedro, del Vaticano, Jorge Bergoglio aprovechó para asegurar que "la paz se construye diciendo 'no', con hechos, al odio y a la violencia, y 'sí' a la fraternidad y a la reconciliación".

 

"En el mensaje de este año propuse asumir la no violencia como estilo para una política de paz", reforzó el Obispo de Roma en su primer mensaje del año, tras celebrar esta mañana la Misa dedicada a la Virgen María en la Basílica de San Pedro.

 

"El 2017 será bueno en la medida en que cada uno de nosotros busque hacer el bien día a día", saludó a los fieles.

 

Durante la misa aseveró que "las madres son el antídoto más fuerte ante nuestras tendencias individualistas y egoístas,ante nuestros encierros y apatías". "Una sociedad sin madres no sería solamente una sociedad fría sino una sociedad que perdió el corazón, que perdió el sabor a hogar. Una sociedad sin madres sería una sociedad sin piedad que dejó lugar sólo al cálculo y a la especulación", agregó.

 

En ese marco, tras pedir por el cuidado de la "casa común", lamentó que "la pérdida de los lazos que nos unen, típica de nuestra cultura fragmentada y dividida, hace que crezca ese sentimiento de orfandad y, por tanto, de gran vacío y soledad".




Recomienda esta nota: