05/01/2017

El mundo

Escándalo: agentes de la ONU asistieron a una fiesta de las FARC

Diputados colombianos mostraron su descontento con la fiesta, ya que se supone que “la ONU ejercería una función totalmente técnica e imparcial”.

Al menos dos observadores de las Naciones Unidas para el proceso de paz en Colombia quedaron envueltos en una polémica a nivel mundial esta semana después de que se divulgaran un video y fotos de ellos en una fiesta de Año Nuevo con miembros de las FARC.


Los hombres se sumaron al frente 59 de las FARC el 31 de diciembre pasado para recibir el 2017 en Conejo, un poblado del municipio de Fonseca, al norte de Colombia, informó el sitio El Tiempo. Después de la comida hubo baile, como se pudo ver en un video de la agencia EFE.


Pero lo que empezó como una celebración de paz tras 52 años de conflicto armado se convirtió en una polémica por las críticas en Twitter de las diputadas María Fernanda Cabal y Margarita Restrepo entre otros políticos.


"Se nos ha dicho que la ONU ejercería una función totalmente técnica e imparcial, pero por lo que se ha visto hemos quedado notificados de que ese organismo ha asumido la responsabilidad que se le ha delegado como una fiesta y no como un proceso que debe conducir a la desmovilización efectiva de las Farc", expresó Restrepo a El Colombiano.


Los hombres habían sido enviados al municipio de Fonseca como parte de un grupo formado por gente de las FARC, del gobierno de Colombia y de las Naciones Unidas para supervisar la entrega de armamento por parte de la organización guerrillera.


Desde las FARC defendieron la presencia de los enviados de la ONU, que "no es un insignificante acontecimiento, es por el contrario un hecho histórico que inaugura en el país una era de paz luego de más de medio siglo de conflicto social y armado", explicaron desde el Bloque Martín Caballero.


"La presencia de integrantes de la ONU en nuestro campamento de La Yé de las Marimondas en Conejo-La Guajira, y su aceptación a bailar una pieza musical con nuestras guerrilleras y familiares de guerrilleros no puede generar un show mediático, ni esa matriz de opinión que pretende deslegitimar el carácter imparcial de la ONU en su papel de verificadora del cese al fuego", escribieron.




Recomienda esta nota: