28/01/2017

El mundo

Detienen a los primeros refugiados en EEUU tras el decreto de Trump

Dos ciudadanos iraquíes han sido retenidos en un aeropuerto de Nueva York, tras la prohibición de ingreso a inmigrantes de siete países de mayoría musulmana dictada por el presidente.

El veto aprobado por Donald Trump para prohibir la entrada en el país a refugiados e inmigrantes de siete países de mayoría musulmana ha provocado las primeras detenciones y desatado una crisis que se extiende ya a varios países desde donde habían recibido la luz verde para iniciar una nueva vida en Estados Unidos.


La firma de la orden ejecutiva sorprendió en pleno vuelo a refugiados con permiso para viajar a EE UU. Por otro lado, mientras decenas de estudiantes y trabajadores con visados en regla descubren que no podrán regresar de sus destinos, las aerolíneas alertan de que sólo podrán embarcar quienes cuenten con permisos diplomáticos.


Al menos dos ciudadanos iraquíes han sido detenidos en el aeropuerto neoyorquino de Kennedy tras la entrada en vigor de la orden ejecutiva que prohíbe la entrada en Estados Unidos a refugiados sirios e inmigrantes de siete naciones de mayoría musulmana. La aplicación inmediata de este decreto ha creado un limbo legal para aquellos que se encontraban volando o aterrizando en aeropuertos estadounidenses en el momento de ser aprobada.


Este sábado, el diario The New York Times informó de las dos primeras víctimas: dos ciudadanos iraquíes que contaban con peticiones de asilo ya aprobadas y que han sido detenidos en el aeropuerto Kennedy de Nueva York.


“Se trata de dos personas que cuentan con todos los papeles necesarios y con permiso, en gran parte, por el trabajo que han realizado para Estados Unidos”, aseguró al diario El País Nicholas Espíritu, uno de los abogados que han presentado la demanda en su nombre. “A cambio, lo que han encontrado al llegar aquí ha sido su detención”. Espíritu explica que su organización, el Centro Nacional de Leyes de Inmigración, demanda a un juez federal que impida al gobierno de Donald Trump obligarles a regresar a su país. El primero de ellos, Hameed Khalid Darweesh, intérprete en Irak para el gobierno estadounidense durante diez años, ya ha quedado en libertad.


El decreto de Trump bloquea las admisiones de todos los refugiados durante los próximos cuatro meses, así como la entrada de inmigrantes de siete países de mayoría musulmana durante 90 días. Las naciones afectadas son Irak, Siria, Sudán, Irán, Libia, Somalia y Yemen. Los dos detenidos en Nueva York son ciudadanos iraquíes —el segundo viajaba para reunirse con su esposa— cuya petición de asilo había sido aprobada antes de que Trump tomara posesión del cargo. Dos congresistas demócratas que acudieron al aeropuerto este sábado declararon que están trabajando para ayudar a 11 refugiados más.


Varias compañías aéreas también se han negado a dejar embarcar a iraníes con visados americanos. Una estudiante iraní de California con billete para regresar a EE UU el 4 de febrero ha recibido la notificación de que acaba de ser cancelado, según la agencia AFP. “He hablado con mi universidad y estaban sorprendidos”, declaró la estudiante. “Me tienen que enviar una carta para que pueda intentar volar desde Europa”. Qatar Airways ha alertado a los pasajeros que tengan billetes para volar desde los países vetados que solo podrán embarcar si cuentan con un visado diplomático —de un gobierno extranjero o de organizaciones internacionales como Naciones Unidas— o un permiso de residencia.

 

Un portavoz del Departamento de Seguridad Nacional ha asegurado a Reuters, sin embargo, que ese permiso de residencia, conocido popularmente como Green Card, no será válido si los inmigrantes proceden de uno de los siete países vetados. La medida puede afectar asimismo a miles de personas con residencia legal en EE UU y que se encontraban de vacaciones o desplazados en sus países de origen.


(internacional.elpais.com)







Recomienda esta nota: