03/04/2017

El mundo

Bolivia denuncia golpe institucional en la sesión de la OEA por Venezuela

Un conjunto de países encabezados por Honduras llevó a cabo la reunión a pesar de la ausencia del país que detenta la presidencia temporal del organismo.
Bolivia denuncia golpe institucional en la sesión de la OEA por Venezuela | El Diario 24 Ampliar (1 fotos)

La sesión encabezada por Honduras es ilegal según la presidencia boliviana. Foto EFE

La crisis en Venezuela ha provocado un nuevo conflicto colateral entre los países de América, luego de que un grupo de éstos encabezado por Honduras decidiera llevar a cabo la sesión especial de la Organización de Estados Americanos (OEA) para analizar la situación en el gobierno de Maduro, a pesar de la decisión de Bolivia, quien asumió el sábado la presidencia temporal de la Organización, de suspender el encuentro hasta una nueva convocatoria.


Bolivia ha denunciado que se desconoció su autoridad y la de Haití, que detenta la vicepresidencia, y que por lo tanto la reunión presidida por Honduras es ilegal. "De nuevo OEA convertida en Ministerio de Colonias. Se produce un golpe institucional al impedir el ejercicio de la presidencia de Bolivia.", escribió el presidente boliviano Evo Morales en su cuenta de Twitter para reflejar la situación.


"Este consejo es ilegal y lo que se ha hecho en la OEA es un golpe institucional", denunció por su parte el embajador de Bolivia ante la Organización de Estados Americanos, Diego Pary, por la sesión convocada en desconocimiento de su estatus de presidente.


"No podemos aceptar que Honduras asuma de manera golpista la presidencia del Consejo Permanente de la OEA; se está dando un golpe. No aceptamos que sea agredida nuestra soberanía, han desconocido la presidencia que está en manos de nuestro gobierno y también la Vicepresidencia que está en manos de Haití.", fueron algunas de las expresiones de los representantes bolivianos respecto a la convocatoria.


La postura de Bolivia ha sido acompañada por Venezuela y Nicaragua y El Salvador, entre otros, que han rechazado la realización del consejo, considerándolo ilegítimo.


El grupo de 20 países que convocó a la sesión extraordinaria logró destrabar el bloqueo con un cuestionable mecanismo y abrió el debate para discutir la crisis institucional de Venezuela.


Tras varias gestiones en la sala del Consejo, y una hora de espera “prudencial” para ver si Bolivia daba inicio a la sesión, los estados presentes decidieron abrir el encuentro sin Bolivia ya que habían logrado quórum (más de 12 países, o un tercio de los miembros). Honduras, al ser el miembro más antiguo de la OEA, asumió la presidencia del Consejo ante la ausencia de Bolivia y de Haití, que ejerce la vicepresidencia.


Con la ausencia tanto del representante boliviano Diego Pary como del embajador de Haití -que ostenta la vicepresidencia-, los veinte países que habían solicitado la reunión decidieron sustituirlos por el embajador más antiguo, el hondureño Leonidas Rosa Bautista, aplicando el artículo 6 del reglamento.


El grupo de 20 países, al igual que el secretario general, Luis Almagro, habían solicitado la reunión, imprimiendo carácter de urgencia, ante la crisis generada por la decisión del máximo tribunal de Venezuela de atribuirse facultades legislativas y retirar la inmunidad a los parlamentarios, en fallos luego parcialmente anulados.


Bolivia, que asumió formalmente este lunes la presidencia temporal del Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos, suspendió la reunión en la mañana del lunes, argumentando que no había sido propiamente consultada y denunciando “imposiciones”.


Bolivia asumió la presidencia el sábado 1 de abril, y hoy a la mañana había informado al resto de los miembros de la OEA que había decidido suspender la reunión solicitada por el secretario General.


Finalmente, tras el intercambio la sesión de la OEA quedó suspendida hasta el miércoles.


(RT, Nodal)



Recomienda esta nota: