15/04/2017

El mundo

Francisco lamentó "la sangre inocente que cotidianamente es derramada"

Durante la ceremonia del Via Crucis, el Papa manifestó su "vergüenza por todas las imágenes de devastación, de destrucción y de naufragios convertidas en ordinarias en nuestra vida".
Francisco lamentó la sangre inocente que cotidianamente es derramada | El Diario 24 Ampliar (1 fotos)

La imponente ceremonia del Via Crucis que se realizó el viernes en el Coliseo de Roma.

Durante la imponente ceremonia del Via Crucis que se realizó el viernes en el Coliseo de Roma, el Papa Francisco se refirió a la "vergüenza" que dejan "todas las imágenes de devastación, de destrucción y de naufragios convertidas en ordinarias en nuestra vida".

"Cristo, nuestro único salvador, regresamos a tí también este año con la mirada baja de vergüenza y el corazón lleno de esperanza. Vergüenza por todas las imágenes de devastación, de destrucción y de naufragios convertidas en ordinarias en nuestra vida", expresó Francisco.

El Papa también denunció "la sangre inocente que cotidianamente es derramada de mujeres, niños, inmigrantes y personas perseguidas por su color de piel, su pertenencia étnica o social y por su fe", y criticó también "el silencio ante las injusticias".

Al anochecer del Viernes Santo, el Papa hizo una crítica a la Iglesia. "Las veces que nosotros, obispos, sacerdotes, consagrados y consagradas, hemos escandalizado y herido tu cuerpo, la Iglesia, y hemos olvidado nuestro primer amor, nuestro primer entusiasmo y nuestra total disponibilidad, dejando oxidar nuestro corazón". 

"Te pedimos que rompas las cadenas que nos tienen aprisionados en nuestro egoísmo, en nuestra ceguera voluntaria y en la banalidad de nuestros cálculos mundanos", rezó el Papa.



Recomienda esta nota: