22/04/2017

El mundo

El Papa Francisco asegura que cerrar las puertas a los inmigrantes es un "suicidio"

El Sumo Pontífice recordó que si en Italia "se acogiera a dos refugiados por cada municipio, habría lugar para todos".
El Papa Francisco asegura que cerrar las puertas a los inmigrantes es un suicidio | El Diario 24 Ampliar (1 fotos)

Papa Francisco.

El Papa Francisco señaló este sábado que cerrar las puertas a los inmigrantes es un "suicidio" para las sociedades "que no tienen hijos", después de celebrar una misa en Roma en memoria de los mártires de los siglos XX y XXI.

"Es verdad, nosotros somos una civilización que no hace hijos, pero cerramos la puerta a los inmigrantes. Esto se llama suicidio. Recemos", dijo el pontífice ante los fieles que le esperaban a las puertas de la basílica romana de San Bartolomé, donde celebró misa.

Francisco recordó que si en Italia "se acogiera a dos refugiados por cada municipio, habría lugar para todos", y pidió que "la generosidad" del sur, donde desembarcan cada día numerosos inmigrantes, pueda "contagiar un poco al norte".

En este sentido denunció "la crueldad" practicada hacia los inmigrantes y encomio los esfuerzos que países como Italia o Grecia llevan a cabo para acogerles.

En el acto por los mártires del siglo pasado y el actual, organizado por la Comunidad de Sant'Egidio, el Papa recordó la situación que viven los refugiados, en concreto a una cristiana asesinada por su fe y cuyo caso conoció por su marido, al que vio en su visita a la isla griega de Lesbos en abril de 2016.

Francisco dijo que, en ocasiones, los campamentos de refugiados son "campos de concentración" por la cantidad de gente que acogen y denunció que "parece que los acuerdos internacionales son más importantes que los derechos humanos" de estas personas.



Recomienda esta nota: