27/04/2017

Sucesos

Final feliz

Apareció con vida la argentina buscada en Turquía

La joven estuvo tres días presa en Turquía junto a su novia.
Apareció con vida la argentina buscada en Turquía | El Diario 24 Ampliar (1 fotos)

María Jimena Rico y su pareja.

Jimena Rico había desaparecido en Turquía, huyendo con su novia -de nacionalidad egipcia- desde Dubai, donde la pareja había sido denunciada por mantener una relación homosexual.

Luego de varios días de incertidumbre, la joven argentina de 28 años apareció con vida: se contactó con su familia y les contó que llevaba detenida en la ciudad de Estambul tres días.

Así lo confirmó la cónsul adjunta argentina, Alicia Barone: "La chica está bien. La situación, en principio, ya está resuelta", dijo la diplomática. Dijo que fue la hermana de la joven quien le comunicó al consulado que había aparecido en la ciudad turca.

Por su parte, Ramona Teresa Montero, la madre de Jimena, dijo que su hija estuvo incomunicada por 72 horas y que se encuentra junto a su novia, la egipicia Sasha Se. "Ella temía por el padre de esta chica que las hubiera perseguido hasta Turquía. Las encontró la policía", detalló la mujer.

A su turno, María del Valle, hermana de la joven argentina y quien confirmó la aparición, señaló que Jimena permanece detenida en un centro de deportación a la espera de que sea trasladada hasta España. En el caso de la egipcia, están esperando para ver si le dan un visado para poder viajar o si tramitan el asilo político.

"Estaba viva y hace tres días detenida. Ni bien se bajó del autobús la detuvo la policía. Me dijo que había estado incomunicada todo el tiempo. Que no sabía a dónde la estaban trasladando", agregó la hermana.

Si bien el desenlace de esta historia fue bueno, para llegar a este punto las jóvenes tuvieron que atravesar días de angustia y miedo. Por lo menos así quedó reflejado en las comunicaciones que mantuvo Jimena antes de desaparecer en Turquía.

Todo comenzó cuando Sasha le contó a su familia que era gay y que mantenía una relación con una mujer. Algo que en su país se castiga con la muerte. En ese momento, el padre de la joven ideó una farsa para obligar a su hija a viajar: inventó que su madre estaba enferma. Casi sin dudarlo, viajó hasta Dubai para encontrarse con sus padres.

Cuando llegaron allí, se enteraron de que el padre de la pareja las había denunciado por su homosexualidad. Al no poder aplicarle el mismo castigo a Jimena, sus suegros le compraron un pasaje para que se fuera y se alejara de Sasha. Sin embargo no pudieron separarlas y lograron escapar hacia Georgia. Huyendo de la familia, la argentina le avisó a sus amigos que se dirigiría a Estambul y que si no llegaba comunicarse, era porque algo malo les había ocurrido. Al no saber nada, Ramona hizo la denuncia hasta que finalmente, tres días después, lograron saber que las dos están juntas y vivas.



Recomienda esta nota: