29/04/2017

El mundo

Más de 100 detenidos en una nueva protesta contra Putin en San Petersburgo

Cientos de ciudadanos rusos reclamaron que el actual mandatario no se presente a las elecciones de 2018 en una manifestación no autorizada convocada por la organización Rusia Abierta.
Más de 100 detenidos en una nueva protesta contra Putin en San Petersburgo | El Diario 24 Ampliar (1 fotos)

Desde el Gobierno anunciaron que reprimirán toda manifestación no autorizada. Fotos EFE

La policía rusa detuvo este sábado en el centro de San Petersburgo a más de cien participantes de una protesta no autorizada contra el presidente ruso Vladímir Putin, informó la organización cívica Rusia Abierta, organizadora del acto, señala la agencia EFE. "Según nuestros datos, han sido detenidas 103 personas", aseguró a la agencia rusa Interfax un portavoz de la organización.


El magnate Mijail Jodorkovski -que estuvo preso durante una década en Rusia tras desafiar a Vladimir Putin- es desde esa entidad el impulsor de una iniciativa que promueve la presentación oficial de peticiones por parte de los ciudadanos para que el actual presidente ruso no se presente a la reelección. El lema del acto era "hartos", señala el diario El Mundo.




Aunque Putin aún no ha aclarado si será candidato en los comicios previstos para marzo del año que viene, se da por descontado que lo será. El presidente sigue contando con amplio apoyo de la población, según las encuestas, que le dan cerca de un 80% de aprobación. Pero en las grandes ciudades hay una clase media urbana descontenta con la deriva autoritaria del gobierno. Este sentimiento está especialmente arraigado en los más jóvenes, que han hecho resurgir el movimiento de protesta en las calles, un fenómeno casi enterrado desde la anexión de Crimea.


En Moscú los manifestantes han formado una larga fila delante del edificio de la Administración Presidencial, la principal oficina en la que se apoya el Kremlin. La policía protegió las oficinas cerrando una salida del metro e impidiendo a los transeúntes que se parasen a mirar. Los participantes fueron colgados detrás de vallas de hierro.


Una de las principales portavoces de Rusia Abierta en Moscú, María Baronova, se congratuló de que "a pesar de las amenazas, la acción ha tenido lugar la capital de manera pacífica". La organización convocante fue incluida esta semana en la lista de agentes extranjeros del Ministerio de Justicia, que ha efectuado registros.


Unos dos centenares de personas solicitaron impresos para enviar una protesta sobre el presidente. En general la iniciativa ha tenido una modesta respuesta por parte de los ciudadanos en la mayoría de las localidades. Al menos otra veintena de manifestantes fueron detenidos en la ciudad de Tula, a unos 180 kilómetros al sur de Moscú, y otras tres en Lipetsk, a unos 450 kilómetros al sur de la capital rusa, según informa EFE citando a fuentes de los organizadores.


El portavoz del Kremlin, Dimitri Peskov, ya advirtió esta semana de que la policía actuaría contra las personas que acudiesen a manifestaciones no autorizadas. Así ocurrió el pasado 26 de marzo en una multitudinaria protesta en el centro de Moscú convocada por el líder opositor Alexei Navalny, cuando se llevaron a cabo detenciones masivas por cosas como desplegar carteles en un lugar céntrico no autorizado para protestar.

(EFE, El Mundo)


Recomienda esta nota: