11/05/2017

El mundo

Embajador de Venezuela en Madrid varias horas secuestrado por opositores a Maduro

Mario Isea y un centenar de personas que participaban de un acto quedaron encerrados en un centro cultural de la capital española cuando una turba de 200 personas rodeó el edificio. Denuncian inacción de las autoridades.
Ampliar (1 fotos)

Manifestantes bloquearon el ingreso al centro cultural madrileño. Fotos @LaHaineInfo

El embajador de la República Bolivariana de Venezuela en España, Mario Isea, ha denunciado este jueves que tanto él como un centenar de personas han permanecido varias horas "secuestrados" en el interior del centro cultural Venezuela Diversidad Cultural de Madrid, al no poder abandonar el edificio por la protesta de un grupo de 200 opositores al presidente venezolano Nicolás Maduro, informa el diario español El Mundo.


"Estamos siendo asediados, está impidiéndose nuestra salida por una turba violenta", ha señalado el embajador venezolano, quien precisó que en el lugar hay presencia policial. Isea denunció que la sede diplomática ha sido asediada por grupos violentos que han impedido la salida de los asistentes a un foro con el Comité de Víctimas de la Guarimba, un grupo integrado por familiares de las personas que fueron asesinadas durantes los actos terroristas impulsados por la derecha en 2014.


Según han informado fuentes de la embajada venezolana, el embajador ha calificado esta situación como "un hecho grave" que "viola la Convención de Viena", en referencia a la protesta de opositores en la calle Hermosilla de Madrid, que ha comenzado este jueves sobre las 18.30 horas de España.




La canciller venezolana Delcy Rodríguez exigió a España velar por el estricto cumplimiento de la Convención de Viena para garantizar el resguardo de las sedes que funcionan como representación del gobierno bolivariano. "Este odio lo ha sembrado la oposición venezolana que anda por el mundo denigrando de nuestra Patria Sagrada con sus aliados internacionales", agregó la ministra de Exteriores, quien no dudó en calificar a las personas que rodean las instalaciones de "militantes del fascismo".


Los manifestantes apostados ante el centro Venezuela Diversidad Cultural dependiente de la embajada protestaban contra la celebración del acto 'Venezuela por la justicia y la paz' en este centro cultural, organizado por el Movimiento de Solidaridad con la Revolución Bolivariana de Venezuela, en el que ha participado el colectivo Víctimas de la Guarimba y que ha congregado a un centenar de asistentes. El Comité de Víctimas de la Guarimba es una organización venezolana integrada por familiares y grupos de apoyo a las víctimas de los ataques perpetrados por sectores violentos de la oposición al Gobierno chavista a partir de 2014.


El diplomático sudamericano ha explicado que la "turba" de personas que participan en la 'cacerolada' mantuvieron una "actitud violenta y desafiante" y algunos de ellos habrían golpeado, siempre según la versión del diplomático, a tres asistentes a su entrada al acto, programado a las 19.30 horas de España. Mario Isea ha asegurado que entre el centenar de personas que permaneció varias horas en el interior del centro cultural venezolano se encontraba parte de su cuerpo diplomático, personal consular y ciudadanos españoles. Además, ha afirmado que reclamó la presencia de agentes de la Policía Nacional española en la entrada del edificio ante las "amenazas de sabotear el acto" que había recibido la embajada.


De acuerdo a las declaraciones de Isea, el gobierno venezolano ya había advertido a España sobre las amenazas de grupos de la derecha de sabotear la actividad: "y que debían las autoridades tomar las previsiones del caso". Sin embargo, eso no pasó. Los manifestantes de derecha, que supuestamente habían pedido permiso para permanecer una hora de protestas frente al lugar, se plantaron al frente del centro cultural y siguen allí, tras haber agredido a tres de los asistentes a la actividad.


"Supuestamente notificaron que manifestarían por una hora, hasta las 8:00 de la noche, y acá ya son las 10:00 de la noche, tienen más de dos horas de exceso, pero se siguen acumulando personas, siguen convocando en actitud amenazante, violenta. Ya golpearon en la entrada a tres ciudadanos", precisó el diplomático, quien manifestó su preocupación por la actitud coercitiva que mantienen los tomistas.




En el recinto no sólo se encuentran ciudadanos venezolanos, sino de otras nacionalidades que asistieron a la actividad; el embajador alertó que los manifestantes de derecha pretenden retenerlos allí a la fuerza: "quieren poner condiciones para supuestamente liberarnos porque estamos secuestrados".


 Los manifestantes, que por su parte han denunciado el "asedio" sufrido, han insultado a los asistentes al acto calificándoles de "ratas", "narcos" y "asesinos", y han gritado "Podemos es chavista" mientras muchos de ellos provocaban ruido golpeando cazuelas. Además, durante la protesta han cantado el himno nacional venezolano.

(RT, El Mundo)




Recomienda esta nota: