16/05/2017

El mundo

Maduro decretó el "estado de excepción y emergencia económica" para "preservar el orden interno"

La medida aprobada por el presidente de Venezuela “adoptará "las medidas urgentes, contundentes, excepcionales y necesarias para asegurar a la población el disfrute pleno de sus derechos”.
Ampliar (1 fotos)

Nicolás Maduro, presidente de Venezuela.

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, decretó este martes el "estado de excepción y emergencia económica" para "preservar el orden interno", según medios locales.

De acuerdo con la medida adoptada, el poder Ejecutivo nacional adoptará "las medidas urgentes, contundentes, excepcionales y necesarias para asegurar a la población el disfrute pleno de sus derechos, preservar el orden interno, el acceso oportuno a bienes, servicios, alimentos, medicinas y otros productos y servicios".

El decreto, que se suma a otro sobre la "emergencia económica", determina que "podrán ser restringidas las garantías" para ejercer los derechos constitucionales a excepción del "derecho a la vida, prohibición de comunicación o tortura, el derecho al debido proceso, el derecho a la información y los demás derechos humanos intangibles".

A partir del decreto de este martes, el Ejecutivo venezolano podrá "diseñar y ejecutar planes de seguridad pública que hagan frente a las acciones desestabilizadoras que atenten contra la paz de la nación, la seguridad personal, y el resguardo de las instalaciones y bienes públicos y privados".

La medida le permitirá a Maduro decidir "la suspensión temporal y excepcional de la ejecución de sanciones de carácter político". Este decreto será enviado directo al Tribunal Supremo de Justicia venezolano para ser validado en vez de buscar la aprobación de la Asamblea Nacional, que está en manos de la oposición y se encuentra "en desacato" según la Justicia.

Venezuela se encuentra sumida en una seguidilla de protestas multitudinarias en todo el país, en su mayoría contra el gobierno de Maduro, muchas de las cuales terminaron en enfrentamientos entre los manifestantes y los miembros de grupos paramilitares que dependen del Poder Ejecutivo. 


Recomienda esta nota: